26 de febrero de 2020
 
Actualizado 25/02/2010 13:21:19 CET
- Comunicado -

Skármeta y Juan Villoro inauguran el I Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil

SANTIAGO DE CHILE, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los escritores Antonio Skámerta y Juan Villoro, junto a numerosas personalidades del mundo cultural y político Iberoamericano, han inaugurado en Santiago de Chile el primer Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil, CILELIJ.

El acto, que tuvo lugar anoche en el Museo Nacional de Bellas Artes chileno, estuvo presidido por la ministra de Educación del Gobierno de Chile, Mónica Jiménez de la Jara; el director de la Academia Chilena de la Lengua, Alfredo Matus; y el presidente de SM, Juan de Isasa.

En el discurso inaugural, Juan de Isasa destacó el compromiso que desde hace más de 50 años mantienen la editorial y la Fundación SM con la literatura infantil y juvenil (LIJ), y señaló que con esta iniciativa "tratan de reforzar la importancia de la literatura para niños y jóvenes en Iberoamérica" a través del debate sobre "el pasado, el presente y el futuro de la LIJ", con la presencia de más de 70 ponentes de reconocido prestigio internacional y procedentes de 16 países de Iberoamérica.

En este sentido, Isasa señaló que "es el momento de decir con contundencia y humildad que la LIJ es ya una realidad construida entre todos" y agradeció a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), organismo gubernamental dependiente del Ministerio de Educación chileno, su apoyo y respaldo a esta iniciativa.

"Nuestro objetivo es lograr más y mejores libros para los niños y jóvenes iberoamericanos, que les ayuden a ser más libres, más humanos y más felices", concluyó.

Una nueva visión de la Cultura Iberoamericana

Por su parte, la ministra de Educación chilena hizo hincapié en la gran tarea de autores, ilustradores, editores, mediadores sociales y organismos culturales "de entusiasmar a los niños para que sigan leyendo" puesto que "de no ser así les estamos cerrando muchas puertas para el futuro y ventanas al mundo" y destacó la labor llevada a cabo en los últimos años por la DIBAM, en la figura de su directora, Nivia Palma, en la creación de bibliotecas escolares como "lugares de gozo, entretenidos y fascinantes".

En opinión de Jiménez de la Jara, las conclusiones de este primer Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil establecerán las líneas actuales de la cultura iberoamericana, y agradeció la labor de editores, autores e ilustradores en este fin.

"En estos días de Congreso vamos a revisar los aspectos que están determinando nuestra visión actual de la cultura iberoamericana", señaló, y terminó su discurso con unas palabras de la gran poetisa chilena Gabriela Mistral: "El buen sembrador siembra cantando".

Así mismo acudieron al acto diferentes representantes de los gobiernos mexicano, brasileño y colombiano, que subrayaron que este Congreso muestra la vitalidad y fortaleza de la LIJ en Iberoamérica, así como la riqueza de la comunidad iberoamericana y el objetivo de los diferentes gobiernos de crear una nueva Iberoamérica "hecha de hombres, de mujeres y de lectura".

La directora general del Instituto Caro y Cuervo (organismo del Ministerio de Cultura colombiano), Genoveva Iriarte, invitó a los autores a que "la LIJ ofrezca a los niños y jóvenes iberoamericanos un mundo donde se sientan a gusto y donde de verdad quieran vivir" y ofreció la colaboración de esta prestigiosa institución a continuar con "la magnífica labor" iniciada en este Congreso.

Somos lo que leímos

El acto inaugural de CILELIJ contó también con la participación de los escritores Antonio Skármeta (Antofagasta, Chile, 1940) y Juan Villoro (Ciudad de México, 1956), que deleitaron a todos los presentes con dos brillantes ponencias, seguidas de un debate, bajo el título "Somos los que leímos".

Skármeta señaló en su discurso que "la infancia es el reino de la plenitud" porque en ella aún no se han producido "las múltiples rupturas" que harán que privilegiemos unas facetas de nuestra existencia sobre otras. Por ello considera que "el escritor es un niño, alguien que extiende su percepción más allá de la prudencia" y que niño y autor "avanzan en una vanguardia que no conoce la retaguardia".

Por su parte Villoro hizo un recorrido por su infancia en el Colegio Alemán, que le hizo amar la lengua española ya que "el idioma suprimido se convirtió en un objeto de deseo". Y subrayó que su conversión a la palabra escrita fue "tardía", con 15 años, con la lectura de una obra en la que se sintió "retratado de cuerpo entero" y explicó cómo el placer de la lectura le llevó "de forma inmediata a la escritura". El autor mexicano subrayó que "los cuentos infantiles proceden de un pasado que nos pertenece".

Ambos autores hicieron un ameno y divertido repaso a sus recuerdos de la infancia, sobre la que Skármeta destacó la influencia de la radio en sus "primeros recuerdos de ficción" pues a su abuela le gustaba escuchar los seriales radiofónicos, y este fue su primer contacto con la creación de historias. El hábito de narrar surgió de las peticiones de completar las historias que quedaban interrumpidas por los cortes de electricidad, hasta que un día su abuela apagó la radio y le dijo "cuéntame tú ahora", lo que según el autor chileno "fue mi debut como escritor profesional".

Por su parte, Villoro profundizó, con el sentido del humor que le caracteriza, en la importancia de las abuelas, y dijo que en su opinión el "Había una vez" con el que comienzan los cuentos debería cambiarse por "Había una voz", la de las abuelas, que "marcan a un escritor".

Asimismo explicó una anécdota de su infancia relacionada con una película sobre la historia del Cid, que le cautivó, y cómo más tarde, con 12 años, descubrió que había un libro "sobre la película", el Cantar de Mío Cid, que le defraudó porque le parecía increíble "que una película tan extraordinaria se hubiera hecho con guión tan malo".

Homenaje a la LIJ Iberoamericana

Por último, el acto concluyó con un homenaje a algunas de las figuras más destacadas de la literatura infantil y juvenil iberoamericana: Teresa Castelló Yturbide, "Pascuala Corona" (Ciudad de México, 1917); Alicia Morel (Santiago de Chile, 1921); Montserrat del Amo (Madrid, España, 1927); María Elena Walsh (Ramos Mejía, Buenos Aires, Argentina, 1930); y Lygia Bojunga (Pelotas, Rio Grande do Sul, Brasil, 1932).

Teresa Castelló, que no pudo estar presente en el acto, agradeció el homenaje a través de un escrito leído por el mexicano Daniel Goldin, titulado "Va por Chile y sus cuentos para niños", en el que señaló que continúa escribiendo historias para niños y jóvenes, a punto de cumplir los 93 años, "con el mismo entusiasmo de siempre".

Por su parte la chilena Alicia Morel dijo: "Voy a hablar muy poco porque nunca he sabido hablar, solo escribir", y resaltó la importancia de este Congreso para Chile "porque la literatura infantil y juvenil siempre se ha visto como subliteratura".

Montserrat del Amo agradeció a todos los que la han acompañado, animado y ayudado a seguir adelante durante todos estos años ya que "yo solo quería escribir historias" y "la buena literatura tiene detrás también mucho de oficio".

Por último, la brasileña Lygia Bojunga agradeció a la organización este homenaje y destacó la importancia de esta literatura para niños y jóvenes ya que en su opinión "nada alimenta tanto la imaginación como un libro" y la imaginación es el mejor recurso para superar los malos momentos y salir adelante.Tampoco pudo estar presente la autora María Elena Walsh, y fue su editora argentina quien recogió el galardón en su nombre.

SITIOS WEB: www.cilelij.com / www.fundacion-sm.com / www.dibam.cl

DISPONEMOS DE MATERIAL GRÁFICO DE LA INAUGURACIÓN DEL CONGRESO

Para más información a medios de comunicación, gestión de entrevistas, etc.:

Gabinete de Prensa SM:

Beatriz Sánchez

beatriz.sanchez@grupo-sm.com +34 914 226 699 / 600 906 699

Sala de Prensa SM: http://prensa.grupo-sm.com