Actualizado 12/04/2007 21:50 CET

Innova.- La Generalitat se compromete a poner en marcha diez nuevos centros tecnológicos en la próxima legislatura

CASTELLÓN, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Agricultura, Pesca y Alimentación, Juan Cotino, manifestó hoy su "compromiso" de poner en marcha diez nuevos centros tecnológicos durante la próxima legislatura, según informaron hoy fuentes de la Generalitat en un comunicado. Así lo anunció durante la inauguración del Centro de Calidad Avícola y Alimentación Animal de la Comunitat Valenciana (Cecav) de Castellón.

Cotino apuntó que las futuras instalaciones tecnológicas se dedicarían a los sectores de la viña y el vino; la uva de mesa; la hortofruticultura; el aceite y los frutos secos; las plantas aromáticas; las flores y plantas ornamentales; la chufa; los cultivos intensivos protegidos; la agricultura biológica, y la miel, señalaron las mismas fuentes.

De este modo, resaltó la "firme apuesta" del Consell "por la investigación, el desarrollo, la innovación y la formación de todo el sector agroalimentario", cuyo objetivo, dijo, "es potenciar los sectores productivos de la Comunitat para que sea una autonomía productiva y verde".

Asimismo, subrayó que la puesta en marcha del Cecav ha supuesto una inversión de tres millones de euros que fueron financiados "íntegramente" por la Generalitat. Con ellos, dijo, se ha dotado al sector avícola de los "servicios necesarios" para disponer de productos que cumplan todas las expectativas de calidad y seguridad alimentaria, que permitan al sector ganadero "afrontar los retos de futuro que se le plantean".

En este sentido, indicó que el objetivo del Centro es realizar actividades que contribuyan a "mejorar" el sector avícola y de la alimentación animal, con "la adecuada aplicación de la legislación en materia sanitaria en explotaciones de engorde, mataderos avícolas y fábricas de piensos". De este modo, "se incrementará la calidad de la producción, la profesionalización y el progreso del sector", previó.

Para ello, el Cecav se centrará en "actividades de perfil investigador", es decir, análisis, detecciones y diagnósticos relacionados con la sanidad y calidad en la avicultura, y fabricación de productos para alimentación animal. Así, "se garantizará la trazabilidad en la cadena alimentaria avícola", sostuvo.

Además, el Centro darán recomendaciones para manejar y controlar enfermedades; ofrecerá servicios de diagnóstico de anomalías y enfermedades; analizará alimentos para determinar su valor nutritivo y composición, con el objetivo de verificar la calidad de las materias primas e identificar posibles adulteraciones o contaminaciones, explicó.

Según explicaron desde la Generalitat, el edificio inaugurado hoy ocupa una superficie de 1.340 metros cuadrados y dispone de departamentos de Serología, Necropsias, Parasitología, Histología, Química Microbiología y Micología. Todos ellos cuentan con laboratorios dotados de equipamiento para realizar autocontroles sanitarios y de calidad, tanto de carne de ave como de huevos.

También hay una biblioteca y salas de formación para mejorar la especialización de los ganaderos de la Comunitat y mantenerles informados sobre los avances tecnológicos, nuevas técnicas de producción y sobre las medidas de seguridad alimentaria, "contribuyendo así a disponer de un sector moderno y seguro", indicó el conseller, señalaron.

MAPA DE ENFERMEDADES AVÍCOLAS

Tras la inauguración, Cotino, como presidente del patronato de la Fundación Agroalimed, firmó un convenio con el director del Cecav por el que ambas instituciones colaborarán en la elaboración de un 'Mapa Sanitario Dinámico del Sector Avícola de la Comunitat Valenciana'.

Los trabajos de investigación, que se desarrollarán durante un año, permitirán recopilar información sobre las enfermedades más importantes que pueden afectar a la economía de las explotaciones avícolas de la Comunitat, así como aquellas relacionadas con la salud pública.

En concreto, el estudio se centrará en la evaluación de la situación de la salmonelosis, la influenza aviar, la enfermedad de Newcastle, la enfermedad de Crimea Congo, la micoplasmosis, la bronquitis infecciosa y la enfermedad de Gumboro.

Para elaborar el Mapa, se vigilarán las granjas avícolas con el fin de detectar de la "posible presencia" de alguna de estas enfermedades, la distribución territorial de estos procesos, la evolución temporal de las patologías y la representación gráfica de toda esta información.