Actualizado 13/03/2007 16:12 CET

Innova.- Investigadores de la UMH obtienen un extracto rico en antioxidantes naturales procedente de los cítricos

ALICANTE, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los miembros del equipo de investigación en industrialización de productos de origen animal de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elx (Alicante) han obtenido un extracto rico en antioxidantes naturales, procedente del aprovechamiento de los subproductos de la industria de zumos cítricos que permite reducir el aporte de aditivos en los alimentos, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la institución académica ilicitana.

Los investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH), José Ángel Pérez Álvarez, Estrella Sayas Barberá, Esther Sendra Nadal, Juana Fernández López y Casilda Navarro Rodríguez de Vera "llevan varios años realizando estudios punteros, tanto a nivel nacional como internacional, para incrementar el aporte de componentes saludables a la salud".

Entre ellos, según añadieron las mismas fuentes, se encuentra la fibra de cítricos a productos cárnicos, lácteos y productos derivados de la pesca y el aumento de la vida útil de estos productos utilizando extractos procedentes de los subproductos de las industrias procesadoras de zumos cítricos. A este respecto, "la tendencia actual en el ámbito de la investigación aplicada es la utilización de recursos alternativos para cubrir los requerimientos del consumidor".

Los estudios "se han enfocado tanto en la revalorización de las pulpas como de los compuestos 'eliminados' en las aguas de lavado de los procesos de obtención de fibra". Así mismo, el equipo de investigación de la UMH "ha obtenido un extracto sólido que aporta a los alimentos una gran cantidad de compuestos antioxidantes naturales que retrasan la oxidación de esos productos, que en función de que sea cárnico, lácteo o derivado de la pesca, se puede añadir a determinadas dosis sin que se alteren las características de color, sabor, olor, entre otros, del producto original".

Los investigadores también han obtenido un extracto líquido rico en aceites esenciales que tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas. Este estudio, financiado por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), "ha demostrado que determinadas dosis de los extractos de mandarina, pomelo, naranja y limón obtenidos por el equipo de investigación son capaces de inhibir el crecimiento de los dos hongos causantes de alteraciones/intoxicaciones en alimentos como el Aspergillus Níger y el Aspergillus flavus".

Además, los estudios realizados también se han completado y comparado con el uso y aplicación de extractos de romero, orégano y tomillo. Los campos de investigación abiertos por el equipo de investigación de la UMH "son muy prometedores y de aplicación práctica inmediata a la industria de alimentos, ya que incorporan productos naturales y en ninguna etapa se utilizan sustancias químicas", según indicaron las mismas fuentes.