Actualizado 16/01/2007 20:03 CET

Innova.-Un proyecto europeo investiga nanosensores para detectar la fatiga para evitar accidentes laborales y de tráfico

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El proyecto europeo 'Sensation' investiga nuevas aplicaciones para micro y nanosensores capaces de detectar y predecir la fatiga, y evitar así los accidentes laborales y de tráfico cuyo origen está en el sueño. Así, el proyecto integrado 'Sensation' pretende investigar el sueño y sus conexiones con el estado consciente, así como con el estrés y otras emociones, para desarrollar tecnologías para la seguridad, salud y el confort.

El centro del proyecto es la actividad cerebral, incluyendo el sueño y la vigilia y sus relaciones, los estados de estrés, falta de atención y vigilancia, y la detección de la falta de detección, predicción y dirección, así como el diagnóstico, tratamiento y monitorización a distancia de trastornos del sueño. En la actualidad, el 20 por ciento de población está afectada por desórdenes relacionados con el sueño.

El proyecto tiene una duración de cuatro años y está cofinanciado por el VI Programa Marco de la Unión Europea, informó hoy el instituto ITACA de la Universidad Politécnica de Valencia, que participa en el proyecto junto con otras 39 organizaciones europeas.

'Sensation' incluye cuatro áreas de investigación que incluyen fisiología (investigar y definir los estados de sueño y vigilia y sus relaciones, y marcar objetivos para las medidas biológicas); biosensores (desarrollo de nuevos y ubicuos biosensores, incluyendo sus tecnologías de soporte y conectividad); computación (desarrollar e implementar el procesamiento de la señal y los algoritmos computacionales inteligentes centrados en el sueño, estrés, atención y fatiga); y aplicaciones médicas e industriales.

ITACA-TSB participa fundamentalmente en el diseño y desarrollo del sistema de comunicación, que permite el establecimiento de una red de sensores inalámbricos situados en el cuerpo, y su comunicación con el exterior. Esto permite la monitorización continua de signos vitales, 24 horas al día, mientras el usuario realiza su vida habitual.