28 de mayo de 2020
 
Publicado 30/09/2019 18:16:44 +02:00CET

La UMH desarrolla exoesqueletos robóticos para pacientes con daño neurológico y pocos recursos de Iberoamérica

Un exoesqueleto desarrollado por la UMH.
Un exoesqueleto desarrollado por la UMH. - UMH

   ALICANTE, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El grupo de investigación de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante) Brain-Machine Interface Systems Lab lidera una red de investigación internacional que ha desarrollado cinco exoesqueletos robóticos para personas de recursos limitados de América Latina, con los que mejorar la rehabilitación y asistencia a pacientes con daño neurológico.

   La Red Iberoamericana de Rehabilitación y Asistencia de Pacientes con Daño Neurológico mediante Exoesqueletos Robóticos de Bajo Coste (REASISTE), encabezada por el catedrático de la UMH José María Azorín, tiene el objetivo de desarrollar exoesqueletos robóticos de bajo coste para mejorar la rehabilitación y asistencia de pacientes con daño neurológico, como por ejemplo pacientes de accidentes cerebro-vasculares o lesiones medulares, ha informado la institución académica.

   Esta red agrupa a más de 60 investigadores pertenecientes a 16 centros de España, Portugal, Chile, México, Colombia, Paraguay, Argentina y Brasil.

   Fruto del trabajo de esta red, se han desarrollado cinco exoesqueletos: uno de miembro inferior para niños, uno para la rehabilitación de la rodilla, dos exoesqueletos para el tobillo y un unilateral de miembro inferior combinado con estimulación eléctrica funcional. Con su uso se pretende mejorar las limitaciones al caminar de aquellas personas con problemas motores en sus piernas.

   Los pacientes con daño neurológico son un colectivo "muy desfavorecido" en Iberoamérica al que no se ha dedicado hasta la fecha un esfuerzo coordinado transnacional y multidisciplinar de centros clínicos, centros de investigación, universidades y empresas.

   Según los investigadores, el daño neurológico es una de las principales causas de discapacidad en Iberoamérica. En estos países, el número de personas con discapacidad es superior a los 72 millones y afecta aproximadamente al 11% de la población de Iberoamérica. La red se ha centrado en el desarrollo de exoesqueletos de bajo coste con la finalidad de que este tipo de dispositivos "pueda llegar al mayor número de centros y así maximizar el número de personas que se puedan beneficiar", ha explicado la UMH.

   Reasiste dio comienzo en enero de 2016 y finaliza el próximo mes de diciembre. Actualmente, los investigadores de la red están realizando pruebas experimentales para validar los exoesqueletos desarrollados.

   Para esta fase de validación se cuenta con un gran número de centros clínicos de diferentes países, como el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (España), la Corporación de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur en Punta Arenas (Chile), el Centro de Reabilitação Física do Espírito Santo en Vitoria (Brasil), la Clínica Universidad de La Sabana en Bogotá (Colombia) y el Centro Médico Zambrano Hellion en Monterrey (México). El proyecto ha sido financiado por el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED).

   Además del desarrollo de estos exoesqueletos, la red ha realizado acciones formativas por diferentes países, encaminadas a formar en el uso de esta tecnología a aquellas personas que desarrollan su labor en el ámbito de la rehabilitación y la asistencia. Asimismo, la red Reasiste ha llevado a cabo iniciativas para sensibilizar a la sociedad y a las autoridades de la importancia de buscar soluciones para mejorar la calidad de vida de pacientes con limitaciones motoras.