Publicado 25/03/2022 16:46

El 72% de las asociaciones vecinales de València, a favor de la tasa turística

Archivo - Un grupo de turistas siguen una visita guiada por el centro de Valencia con chubasqueros
Archivo - Un grupo de turistas siguen una visita guiada por el centro de Valencia con chubasqueros - Jorge Gil - Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 72,2% de las asociaciones vecinales de València están de acuerdo con la creación de una tasa turística en la ciudad, aunque consideran que la recaudación se debe invertir en medidas para contener los efectos adversos del turismo masivo y de la burbuja inmobiliaria que lleva aparejada, según una encuesta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia (FAAV).

Con esta consulta voluntaria, realizada en febrero, la entidad quería conocer la opinión de las asociaciones vecinales en relación a una posible tasa turística. Representantes hoteleros lanzaron recientemente una campaña en contra, mientras los partidos del gobierno autonómico (PSPV-Compromís-UP) se comprometieron hace unos meses a crear este gravamen de manera consensuada con el sector para que cada ayuntamiento lo aplique voluntariamente.

Según se desprende de los resultados, un 72,2% de las 36 encuestas de las asociaciones participantes cree que la tasa puede contribuir a la conservación de los bienes y servicios que la ciudad ofrece. Eso sí, también ven necesario el desarrollo de políticas urbanísticas que contengan los desahucios, las subidas de los precios del alquiler o la degradación de los espacios públicos.

"La tasa turística es una solución --señala una de las respuestas--, no es la única". Y es que, para la federación, una ciudad turística como València debe dotarse de instrumentos para gestionar con eficacia una creciente demanda de ocio y de servicios públicos y, al mismo tiempo, prevenir los desajustes que esta demanda provoca en la vida cotidiana de muchos barrios.

Otra de sus demandas es que la redacción del plan de ordenación de recursos turísticos, previsto en la Ley de Turismo, ya debería estar en la agenda de normativas a desarrollar por el Ayuntamiento para frenar la presión especulativa sobre las viviendas y la degradación de "barrios enteros". En definitiva, el movimiento vecinal dice 'sí' a la tasa turística, pero echa en falta políticas activas para garantizar la "predicada sostenibilidad" del turismo.