Actualizado 19/10/2011 13:50

El aeropuerto de Castellón dice que la licitación del servicio de halcones es una exigencia legal previa a la apertura

Imagen del aeropuerto de Castellón
EUROPA PRESS

El contrato tiene un presupuesto de 456.521,94 euros para tres años y exige que se aporten un mínimo de ocho hurones y ocho halcones

CASTELLÓN, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La empresa gestora del aeropuerto de Castellón, Aerocas, ha explicado este miércoles que la licitación del servicio de control de fauna, desalojo de aves y de fauna terrestre que puedan presentar peligro para el vuelo de las aeronaves y las instalaciones, mediante el uso de halcones y hurones, es una exigencia legal previa a la apertura de un recinto de estas características.

La Generalitat valenciana sacó a licitación ese contrato con un presupuesto de licitación y valor estimado de 386.883 euros --112.140 euros por cada uno de los tres ejercicios de vigencia--, un total de 456.521,94 euros IVA incluido.

Según figura en los pliegos de prescripciones técnicas y cláusulas administrativas, consultados por Europa Press, la "necesidad" de dicho contrato radica en que "las características de los aviones y las condiciones geográficas, climatológicas y ambientales del lugar en que están ubicadas las instalaciones aeroportuarias de Castellón hacen imprescindible que, por el sistema que se considere más idóneo, se proceda al control de la fauna".

El adjudicatario del contrato es el encargado de aportar los medios materiales, en concreto, al menos ocho hurones perfectamente legalizados y registrados con disposición de las cartillas sanitarias vigentes para las labores de control de fauna terrestre y, para el desalojo de aves, un mínimo de ocho halcones adiestrados inscritos en el Registro de Aves y convenientemente anillados.

Esas aves deberán volar un mínimo de seis horas al día y su trabajo consistirá en cazar antes de cada periodo de vuelo, además de participar en las acciones disuasorias pertinentes --junto al personal y los materiales necesarios-- ante la presencia peligrosa de pájaros en las inmediaciones de las pistas, a solicitud de la torre de control o del departamento de operaciones.

En declaraciones a Europa Press, el director general de Aerocas, Juan García Salas, ha señalado que "la legislación aeronáutica internacional impone un control de avifauna en los aeropuertos", de modo que éste es un precepto "legal vigente en todos los aeropuertos de interés general del mundo".

"EN FUNCIONAMIENTO ANTES DE LA APERTURA"

García Salas ha remarcado que esa actividad que ha de "estar controlada y en funcionamiento antes de la apertura" de cualquier aeropuerto, al igual que ocurre con los servicios de bomberos y con el personal y material de vigilancia y seguridad de la Guardia Civil.

"Son imperativos legales con los que cumplir" y "condiciones necesarias para dar la apertura", ha insistido el responsable de Aerocas, quien ha apuntado que "la autoridad competente del Ministerio de Fomento, la Agencia Española de Seguridad Aeronáutica" ha de comprobar esos servicios antes de dar el visto bueno a la apertura.

Así, ha recalcado que la licitación del servicio de control de fauna se enmarca en "toda la tramitación" que se ha de llevar a cabo para el inicio de la actividad y que se ha realizado ahora porque se requiere un "tiempo dilatado" hasta que finalmente se resuelve, al igual que ha sucedido con otros servicios.

"Por eso se ha sacado con tiempo todo, para llegar a la misma fecha" y que "antes de final de año esté todo contratado y con el visto bueno de la autoridad competente", ha manifestado García Salas. De hecho, ha reiterado que en el caso del aeropuerto de Castellón se ha actuado de manera "idéntica a otros aeropuertos".

En cuanto a la fecha de apertura de esta instalación, ha aseverado que pretenden que estos trámites estén concluidos "antes de fin de año" y que, a partir de ese momento, con la "larga" tramitación resuelta, "en cualquier momento se pueda dar la certificación del aeropuerto y la apertura" una vez "que culmine todo el proceso".

UN HURONERO Y TRES EXPERTOS EN CETRERÍA

Entre las características técnicas que debe reunir la empresa adjudicataria, figuran estar especializada para la captura y control de fauna en este tipo de instalaciones y contar con un equipo humano cualificado para destinar a un huronero al control de fauna terrestre y tres expertos en cetrería para el desalojo de aves, todos con experiencia acreditada. En caso de que el equipo experto en cetrería acredite experiencia en control de fauna terrestre con huronero, esas tres personas pueden encargarse de las labores de control y desalojo.

Según las mismas fuentes, el contrato se adjudicará por procedimiento abierto a la oferta más ventajosa según una serie de criterios de valoración, en los que la proposición económica tiene un peso del 60 por ciento, la documentación técnica puntúa un 30 por ciento y las mejoras un 10 por ciento.

En concreto, la oferta económica se valora de cero a cien puntos, con la obtención de cinco puntos por cada 1 por ciento de diferencia respecto al presupuesto de licitación y un tope máximo de 20 por ciento de baja.

APERTURA DE OFERTAS EL 24 DE NOVIEMBRE

La fecha límite para presentar las ofertas es el siete de noviembre a las 12.00 horas, mientras que el acto público de apertura de las proposiciones económicas tendrá lugar el 24 de noviembre a las 11.00 horas, en ambos casos en el propio aeropuerto de Castellón.

Aerocas se reserva la facultad de modificar el objeto del contrato "por razones de interés público" e imponer "variaciones en la prestación consecuencia del número de operaciones o movimientos de aeronaves a desarrollar en el aeropuerto, por modificación de la legislación que resulte de aplicación o de cualesquiera otras circunstancias que pudieran afectar al servicio contratado".

Por su parte, el contratista puede subcontratar parte o partes del contrato siempre que se dé conocimiento por escrito a Aerocas de dicho subcontrato, pero no podrá ceder el contrato.