La Albufera recibirá los 6,5 hm3 pendientes de la concesión de la Acequia del Júcar para paliar la situación del lago

Archivo - Pesca tradicional en la Albufera de Valencia
Archivo - Pesca tradicional en la Albufera de Valencia - SEO/BIRDLIFE - Archivo
Publicado: martes, 5 diciembre 2023 19:43

Entidades ecologistas avisan de la "alarmante" situación y piden la convocatoria urgente de la Junta Rectora del Parque

VALÈNCIA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Albufera recibirá los 6,5 hectómetros cúbicos (hm3) de agua de la concesión de la Acequia Real del Júcar pendientes de enviar al humedal, con el propósito de "paliar" la situación actual del lago, provocada por la falta de precipitaciones. Una cantidad que, sumada a los 8 hm3 enviados hasta el momento, completarían la aportación destinada al lago procedentes de los ahorros de la modernización de la Acequia.

La sede de la Confederación Hidrográfica del Júcar ha acogido este martes una reunión "de urgencia" entre responsables de la CHJ, la Conselleria de Medio Ambiente y del Ayuntamiento de València y representantes de los usuarios de la Acequia Real del Júcar y de las Acequias de Quart y Favara, para "buscar soluciones" ante el estado actual del lago.

En la reunión se ha acordado con el órgano gestor del Parque Natural de l'Albufera, con la aprobación previa de los usuarios, el envío de los 6,5 hectómetros cúbicos (hm3) de agua de la concesión de la Acequia Real del Júcar pendientes de enviar al humedal. Esta cantidad, sumada a los 8 hm3 enviados hasta el momento, completarían la aportación destinada al lago procedentes de los ahorros de la modernización de la Acequia Real del Júcar, ha detallado la CGJ en un comunicado.

Desde la entidad han explicado que aunque esta entrada de agua al lago estaba prevista para ser enviada durante la primavera, las necesidades del humedal, dada la situación meteorológica, con una falta "casi total" de precipitaciones en los últimos meses, ha hecho necesaria su instrucción "con carácter de urgencia".

No obstante, tanto los técnicos del parque como los del Ayuntamiento han considerado que este volumen, "aunque útil", resulta "insuficiente" para resolver el problema, por lo que se han analizado "otras posibilidades" de aportación extra.

Según los propios técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente, el humedal, que mantiene desde el mes de septiembre las compuertas de salida al mar cerradas, requiere, para su "correcto funcionamiento" como sistema natural, de una "comunicación constante" con el mar que garantice "una renovación continua" del agua del sistema, incluidos los arrozales que lo circundan.

En este contexto, han indicado que la ausencia de lluvias y los ponientes continuados han supuesto una "grave amenaza" para el ecosistema del parque natural.

A este respecto, dada la imposibilidad de derivar caudales procedentes de desembalses, los usuarios de riego han accedido, como solución "de emergencia y extraordinaria", al aporte de agua sobrante de riego a cambio de agua regenerada procedente de la depuradora de Pinedo a través de sus infraestructuras, con el fin de que llegue al lago el aporte adicional necesario en "condiciones adecuadas" para paliar la situación.

Durante la reunión, los organismos competentes se han comprometido a "estudiar alternativas" que adecuen las normas de gestión existentes con el fin de "incrementar la resiliencia" de la zona húmeda ante previsibles situaciones meteorológicas de sequía como la actual, así como establecer mecanismos para la derivación "efectiva" de caudales ambientales del Turia y del Júcar establecidos como requisitos ambientales por el plan de cuenca.

ENTIDADES ADVIERTEN DE LA "ALARMANTE" SITUACIÓN

Por su parte, las organizaciones ambientales representadas en la Junta Rectora del Parque de la Albufera, SEO-BirdLife, Acción Ecologista-Garceta y Júcar Vivo, han pedido la convocatoria urgente y extraordinaria de la Junta Rectora del Parque ante la "alarmante" situación del lago.

Las organizaciones han mostrado su "preocupación" por los niveles del mismo, que durante el mes de noviembre y diciembre se han situado "por debajo de los adecuados" y, algunos días, por debajo del nivel del mar, lo que ha propiciado "la entrada de agua salada". Una situación que, según han advertido, "se ha agravado durante los últimos meses debido a la falta de precipitaciones y de aportaciones de agua dulce".

Las entidades ambientales han remarcado que ha avisaron "repetidamente" en las alegaciones presentadas al Plan Hidrológico, que entró en vigor el enero de 2023, que los caudales ambientales de la Albufera "no eran suficientes y, sobre todo, que no estaban garantizados los requerimientos hídricos fijados en 210 hm3".

En este sentido, han agregado que "solo" los 14,5 hm3, procedentes de la modernización de la Acequia Real, eran "reales", un 7 por ciento del total que se ha estimado necesario para "la buena salud de la Albufera".

Los colectivos han apuntado que las "abundantes" lluvias de 2022 "mejoraron la situación" del lago, aunque han lamentado que dieron la "falsa impresión" de que los problemas de la Albufera "estaban solucionados para el futuro". "Las distintas administraciones calificaron como histórico el acuerdo para el Plan Hidrológico, olvidando la situación de cambio climático y de reducción de precipitaciones que ya se estaba produciendo y que se intensificarán en el futuro", han denunciado.

Para las organizaciones ambientales, la solución consistiría en realizar aportaciones directas de agua del Júcar desde Tous, "sin estar condicionada a la modernización de regadíos". En este sentido, han defendido que esta aportación, "que ya se ha hecho en el pasado" y en una situación como la actual, con las reservas hídricas próximas al 50%, es "perfectamente posible" hacer un desembalse para asegurar el caudal ecológico de la Albufera.

Además, han remarcado que la modernización de regadíos de la Real Acequia del Júcar que proporciona, según el plan, 14,5 hm3 y hasta 40 hm3 para el futuro, "no aporta agua nueva", al tiempo que han defendido "una evaluación global" de la modernización para "saber realmente" cuánta cantidad de agua "deja de llegar al lago, al río, a los acuíferos y a las salidas al mar".

Por otro lado, han hecho hincapié en la "incongruencia" que supone, a su juicio, que mientras este mes "le ha faltado agua" a la Albufera o el río circula con un "escasísimo caudal", en Sumacàrcer o al azud de Fortaleny "se ha continuado bombeando agua hacia el Vinalopó desde el azud de la Marquesa". Por ello, han apostado por que el trasvase se condicione al "buen estado" de la Albufera y el Júcar. "No se pueden firmar convenios a 10 años para trasvasar 278 hm3 del río sin hipotecar el futuro de nuestras masas de agua", han señalado.

Finalmente, los colectivos ecologistas han incidido en la necesidad de que la CHJ declare el acuífero como "sobreexplotado" con una "reducción drástica" de las extracciones para su recuperación futura y que los requerimientos hídricos ambientales se incluyan en el plan de gestión que "tendría que tener este espacio, un documento obligatorio desde hace años y del que todavía carece".