Publicado 12/03/2021 12:49CET

Alicante.-Diputación aprueba que una auditoría externa fiscalice la información contable de los grupos entre 2015 y 2018

   El pleno extraordinario da luz verde a una modificación de crédito de casi 38,5 millones de remanentes de la liquidación del presupuesto

   ALICANTE, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación de Alicante ha aprobado este viernes, en sesión plenaria extraordinaria, solicitar a los grupos una memoria de actuación y económica sobre los fondos percibidos entre los años 2015 y 2018 que deberán presentar en el plazo de 10 días para que sean fiscalizados por una auditoría externa. La propuesta, impulsada por la diputada de Hacienda, María Gómez, ha contado con 30 votos a favor PP, Cs y PSPV, y uno en contra de Compromís.

   Según ha explicado la 'popular', la propuesta pretende "cerrar y clarificar", así como "ampliar", toda la documentación contable de los grupos políticos para actuar bajo "toda la transparencia", tal y como se acordó durante el pasado pleno ordinario de la institución celebrado el 3 de marzo.

   En la misma línea, el diputado de Cs Javier Gutiérrez ha defendido como "prioridad" que los grupos políticos "respondan de cada euro que los alicantinos ponen a su disposición para llevar a cabo su tarea de representación" y ha asegurado que "velaremos para que esto se cumpla a rajatabla", en referencia a la propuesta impulsada por los 'populares' de acudir a una auditoría externa.

   "Es un paso necesario que había que dar para dotar de la máxima transparencia a la gestión de los recursos públicos de la institución provincial", ha indicado Gutiérrez, quien ha sostenido que "todos los auditados, sin excepción, acepten con deportividad los resultados y hagan frente a las responsabilidades que se deriven, sin excusas de malos pagadores y sin convertir esto en el monotema de la legislatura".

   Por último, ha asegurado que la llegada de Ciudadanos al gobierno de la Diputación ha "permitido" que "se hayan tomado las medidas legales y reglamentarias precisas para hacer ineludible el cumplimiento estricto de la obligación de justificar los gastos de las cantidades que los grupos políticos reciben de los contribuyentes".

   Desde la oposición, el PSPV se ha mostrado favorable a la propuesta aunque ha señalado que es "raro" que ahora el PP "cambie" los criterios de justificación contable aprobados en 2015: "Se están desdiciendo", ha señalado su portavoz, Toni Francés.

   "Si ustedes defienden que lo han justificado todo, para qué sirve esta auditoría", ha preguntado Francés, quien ha añadido que "alguna mentira nos habrán intentado colar". "No acabamos de entender esta decisión, nuestro técnico tardó 10 minutos en comprobar nuestra documentación contable, por lo que estaría bien que ese alarde de transparencia ustedes hicieran lo mismo y así nos dejamos de líos", ha sostenido el portavoz del PSPV.

   Por su parte, el único diputado de Compromís en la Diputación, Gerard Fullana, ha sostenido que la decisión tomada por el PP se debe a un informe de Intervención que dice que sus cuentas son "fraudulentas" y les ha acusado de hacer un "ridículo espantoso", al mismo tiempo que ha calificado de "apaño" esta auditoría externa.

    "Hay un informe que constata que el PP no acreditó sus cuentas conforme a la normativa de la Diputación como sí hicieron el resto de grupos y que además permite a los populares una vía externa de fiscalización mediante auditoria privada, que se adjudicará a dedo y que supone un movimiento in extremis para evitar que los tribunales pidan la devolución de los ingresos al Partido Popular sin justificar", ha subrayado Fullana.

   Como réplica, la 'popular' María Gómez, ha acusado a Compromís de "hacer de todo un problema" y ha recalcado que su partido "siempre ha cumplido con lo acordado. "Compromís se ha dedicado a difamar, no tenemos ningún problema de corruptela y usted hoy va a votar en contra de ampliar la información contable de los grupos", ha indicado Gómez, en referencia a la intervención de Fullana.

   Igualmente, la diputada de Hacienda ha defendido que "se trata de ampliar la documentación" con un procedimiento aprobado en el anterior pleno y que "viene en el reglamento". "Toda nuestra contabilidad está en el Tribunal de Cuentas", ha concluido.

MODIFICACIÓN DE CRÉDITO

   Por otra parte, el pleno extraordinario ha aprobado una modificación de crédito de casi 38,5 millones de euros procedentes de remanentes de la liquidación del presupuesto, de los cuales cerca del 50% irán destinados a inversiones en Infraestructuras y Ciclo Hídrico, un 25% para impulsar actuaciones en Cultura y Deportes, y el 25% restante para labores en carreteras, Medio Ambiente, ciencias y Arquitectura, entre otros aspectos.

   Así lo han explicado tanto el portavoz del PP, Eduardo Dolón, como el de Cs, Javier Gutiérrez, quienes han expuesto que la Diputación ha pretendido aprobar dicha modificación para que el dinero llegue "lo más rápido posible" a los municipios.

   Asimismo, se ha remarcado que en total se emplearán 14.173.744 euros para saldar los compromisos pendientes de la institución en el área de Infraestructuras y Asistencia a municipios. "Esto permitirá a los ayuntamientos alicantinos ponerse al día en lo que respecta a sus inversiones subvencionadas por Diputación Alicante", ha defendido el equipo de gobierno.

   La propuesta ha salido adelante con los votos de PP y Cs y las abstenciones de PSPV y Compromís. Al respecto, estas dos últimas formaciones de la oposición han criticado que "no estaban todas las partidas que son necesarias" y han recriminado, de nuevo, el "retraso" de la Diputación para otorgar las ayudas de la DANA "un año y medio después".