Actualizado 27/07/2007 14:21 CET

Alicante.- La Subdelegación del Gobierno pone en marcha las medidas para el ahorro de energía

ALICANTE, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La subdelegada del Gobierno en la provincia de Alicante, Encarna Llinares, ha ordenado la puesta en marcha de las medidas de ahorro de energía en los edificios dependientes de la Administración General del Estado, adoptadas por el Consejo de Ministros del pasado 6 de julio, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

En concreto, según recordaron las mismas fuentes, esta decisión supone que la temperatura durante la época de verano en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Alicante "no podrá ser inferior a los 24 grados centígrados".

Los estudios realizados en edificios públicos muestran que existe un importante potencial de ahorro energético y que una parte de él puede hacerse "sin reducir la comodidad de los usuarios y sin necesidad de inversiones económicas", sino mediante medidas que promuevan un cambio en el comportamiento de los usuarios.

Con esta finalidad, y dirigido a los edificios de la Administración General del Estado y de sus organismos dependientes, se encuentra en tramitación y pendiente de aprobación el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética.

No obstante, ante las altas temperaturas propias del veranos, "se hace aconsejable adoptar el acuerdo de fijar en 24 grados centígrados el mínimo de las instalaciones de refrigeración. Esta medida ya ha entrado en vigor con carácter anticipado a las medidas que se prevén para un futuro inmediato del citado plan".

De acuerdo con el Protocolo de Kioto, España "ha asumido el compromiso de limitar el crecimiento de sus emisiones de gases efecto invernadero". Así, el Gobierno "quiere alcanzar estos objetivos y, al mismo tiempo, preservar la competitividad de la economía española y el empleo, compatibilizar la estabilidad económica y presupuestaria y garantizar la seguridad del abastecimiento energético".