Publicado 01/03/2021 13:30CET

Arranca la vacunación de las fuerzas y cuerpos de seguridad en la Comunitat Valenciana

Vacunación de fuerzas y cuerpos de seguridad en el hospital de campaña de Castelló de la Plana
Vacunación de fuerzas y cuerpos de seguridad en el hospital de campaña de Castelló de la Plana - GVA

VALÈNCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Sanidad ha puesto en marcha este lunes la vacunación de los efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la Comunitat Valenciana, con la previsión de empezar a inmunizar durante el resto de la semana a otros colectivos como los trabajadores de emergencias.

En conjunto, esto supone comenzar a administrar dosis a unas 24.000 personas en los tres hospitales de campaña habilitados. Hay 24.000 dosis de AstraZeneca disponibles para guardias civiles, policías locales y autonómicos, técnicos, profesionales de Protección Civil y personal de emergencias.

Recibirán la dosis de la vacuna los trabajadores nacidos en el 1966 o posteriores hasta los de 2003, ya que se emplea la vacuna de AstraZeneca, que está recomendada para personas de 18 a 55 años. A los mayores de 55 se les vacunará cuando les corresponda por su grupo de edad, detalla la Generalitat en un comunicado.

Los miembros de estos colectivos están convocados de ocho de la mañana a ocho de la tarde de lunes a sábado, hasta que finalice la vacunación, con la previsión de vacunar a 120 personas a la hora en Alicante, 48 en Castelló y 180 en València. Para estas vacunas, Sanidad ha habilitado los circuitos adecuados y el personal necesario, con 15 equipos en València, diez en Alicante y cuatro en Castelló.

Estos profesionales se encargan de coordinar el proceso desde la llegada de la persona hasta que recibe la vacuna y pasa a un espacio post-vacunación, en el que debe permanecer mínimo 15 minutos en observación por si apareciera alguna reacción adversa. También está regulado el flujo de personas, evitando aglomeraciones dentro de los hospitales y manteniendo en todo momento las medidas preventivas.

Paralelamente, Sanidad continúa con la vacunación en los grupos ya iniciados en la Comunitat. Durante esta semana se administrará la segunda dosis de Pfizer en las residencias que iniciaron el proceso del 8 al 14 de febrero, así como en las que tenían brotes, en centros de día con diversidad funcional y a los sanitarios que faltaban.

Los mayores de 80 años y grandes dependientes recibirán previsiblemente esta semana 37.000 dosis de la vacuna de Pfizer-comirnaty. Y la de Moderna se administrará a personal o residentes de residencias, así como en hospitales públicos y en el Centro de Transfusiones de la Comunitat.

MOMENTO "BASTANTE ESPERADO"

Uno de los policías locales de Alicante que ha recibido ya su vacuna ha destacado, en unas declaraciones facilitadas por Sanidad, que se trata de un momento "bastante esperado porque en nuestro trabajo era necesario" para poder desempeñar sus cometidos en "mejores condiciones de conforme lo estábamos llevando hasta ahora".

En esta línea, ha subrayado que hay una acogida "bastante buena" de la vacuna entre la Policía Local: "Estábamos esperando todos este momento desde hace tiempo", ha dicho el agente, que cree que supondrá un punto de inflexión "muy importante" en la pandemia que era "muy necesario".

Igualmente se han mostrado satisfechos por agentes de la POlicía Nacional adscritos a la Generalitat que también han recibido sus dosis. "Todos estamos con ganas de ponerla y también un poco inquietos pero con ganas de pasar el trámite y a ver si va pasando rápido y lo mejor posible esto", ha expresado uno de ellos, quien considera que la vacunación tiene que ser positiva a la larga porque "cuanta más gente esté vacunada y estemos inmunizados, por supuesto será positivo".

Otra agente de este cuerpo también ha mostrado su alivio porque sostiene que "es un paso más en esta pandemia para ver por fin la luz a esta odisea que llevamos de casi un año". En este sentido, si bien señala que "hay opiniones para todo" sobre la positividad de la vacuna, ha recalcado que la mayoría "ve que es un paso para que se acabe". "Es una manera de estar nosotros más seguros y la gente con la que tratamos a diario", ha concluido.

Para leer más