El Ayuntamiento reitera la "imposibilidad" de cerrar la depuradora de Pinedo "por razones medioambientales"

Imagen de la depuradora de Pinedo, en València
EPSAR, GENERALITAT VALENCIANA
Publicado 26/11/2018 15:19:40CET

Sarrià destaca que supondría verter al mar residuos de 1,2 millones de personas y recuerda que Generalitat prepara un Plan Especial

   VALÈNCIA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El concejal del Ciclo Integral del Agua en el Ayuntamiento de València y presidente de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), Vicent Sarrià, ha reiterado este lunes la "imposibilidad" de cerrar la depuradora de aguas residuales ubicada en la pedanía valenciana de Pinedo "por razones medioambientales", dado que esto "supondría tirar al mar las aguas residuales de 1.200.000 personas".

   Sarrià se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa que ha ofrecido después de que los vecinos de Pinedo que denunciaron ante los tribunales la actividad de esta depuradora y las molestias que su actividades les ocasiona decidieran este domingo por unanimidad pedir al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) la ejecución de la sentencia en la que ordena el cierre de la fase III de esta infraestructura.

   Representantes de estos vecinos y su abogado han acudido este lunes a la Ciudad de la Justicia de València para presentar el escrito en el que reclaman al TSJCV la ejecución de dicho fallo.

   El responsable municipal, que ha afirmado que la de Pinedo es "la principal estación depuradora de la Comunitat Valenciana", ha explicado que actualmente está gestionada, "por una encomienda de gestión", por la Entidad de Saneamiento de Aguas (Epsar) dependiente de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

   De este modo, el también concejal de Urbanismo ha subrayado que el Ayuntamiento de València "no tiene titularidad de ninguna clase" en esta instalación y que su única relación con ella es que "está ubicada en su término municipal" y que las afecciones que pueda tener se producen en este territorio.

   Vicent Sarrià ha precisado, en consecuencia, que la sentencia que ordena el cierre se dirige al Ayuntamiento porque la depuradora "está en su término municipal" y el consistorio es "responsable de las instalaciones" que hay en él. Asimismo, ha señalado que "si fuera posible, el cierre correspondería al Servicio de Actividad del Ayuntamiento".

   El edil ha comentado que el cierre de una fase, de la tercera como recoge el fallo, implicaría "el cierre total" de esta infraestructura "supramunicipal" porque no se puede disociar una de otra. En este punto, ha insistido en que clausurar la depuradora conllevaría "tirar al mar las aguas residuales de 1.200.000 personas, de la zona sur del área metropolitana de València y de gran parte de la ciudad, a las que da servicio" la depuradora.

   Vicent Sarrià ha considerado que "desde ese punto de vista" y "por razones medioambientales" el cierre de Pinedo "no es posible" y ha manifestado que ese es el argumento que plantean tanto el Ayuntamiento como la Generalitat ante la solicitud de ejecución de sentencia.

   "Si el juez se dirige a nosotros como ayuntamiento que debe decidir sobre las actividades en su término municipal, le manifestaremos la imposibilidad de cerrarla porque supondría tirar residuos de 1.200.000 personas al mar y eso no es posible", ha aseverado el concejal, que ha opinado que "la autoridad judicial no será insensible" a esa circunstancia.

"VOLUNTAD POLÍTICA"

   El titular del Ciclo Integral del Agua ha asegurado que "existe voluntad política, expresada desde que se conoció la sentencia y tanto por parte de la Generalitat como por parte del Ayuntamiento y de la Emshi, de que es necesario poner remedio a la situación" denunciada por los vecinos aunque ha matizado que esa salida "no pasa por el cierre".

   A este respecto, Sarrià ha indicado que junto a "la Generalitat, que gestiona la planta a través de la Epsar", se debe lograr "una solución que de cumplimiento a la sentencia" y "que modifique la instalación, sobre todo, la actividad de Pinedo III, que está funcionando sin la correspondiente licencia".

   En este sentido, ha lamentado que en el pasado la ampliación de la instalación "no se hubiera hecho correctamente" y ha apuntado que "podría haber estado eximido de ella si hubiera contado con un plan especial que la regulara" y que contara con "medidas medioambientales".

TRAMITACIÓN DEL PLAN ESPECIAL

   Vicent Sarrià ha expuesto que a partir del fallo emitido por el TSJCV y de la petición de ejecución hecha por los vecinos denunciantes "la hoja de ruta, pactada con la Generalitat, es que a través de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural tramite el Plan Especial que dé cumplimiento a la sentencia".

   El concejal ha dicho que este será "un instrumento con todas las medidas correctoras para minimizar el impacto" y los "efectos negativos" de la actividad de la depuradora de Pinedo. Ha recordado que recientemente la consellera Elena Cebrián; el alcalde de València, Joan Ribó, y el como responsable del Ciclo Integral del Agua se reunieron para hablar de este asunto, al tiempo que ha señalado que la administración autonómica tiene "ultimado" dicho plan.

   "El plan está avanzado, se han hecho trabajos previos pero no se ha presentado aún al Ayuntamiento. Me consta que se trabaja en él. Es un plan que contempla importantes inversiones en la depuradora", ha declarado Sarrià, que ha apuntado respecto a estas últimas que son "de varias decenas de millones de euros".

   El responsable municipal ha considerado que "ahora corresponde a la conselleria resolver el problema de una mala tramitación" del pasado. "Lo evidente es que se hizo de forma chapucera y que no está resuelto como se debería", ha manifestado.

   Preguntado por si una de las salidas sería trasladar a las familias afectadas, el edil ha respondido que "el realojo no está puesto a día de hoy sobre la mesa" y se ha remitido a lo que recoja el Plan Especial.