Actualizado 13/03/2013 19:04 CET

Biólogos analizan en Elche la evolución de los saurópodos mediante los restos de un dinosaurio de Níger

Restos de un dinosario procedente de Níger
MUPE

ALICANTE, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos en biología evolutiva analizan en el laboratorio del Museo Paleontológico (MUPE) de Elche (Alicante) los restos de un dinosaurio jurásico de 160 millones de años de antigüedad procedente de Níger, que resulta "clave" para conocer la evolución de los saurópodos, según ha informado en un comunicado la institución cultural.

Así, el doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Autónoma de Madrid Francisco Ortega, y el becario doctoral de la Fundaçao para a Ciencia e a Tecnología del gobierno portugués en la misma universidad Pedro Mocho, se han desplazado a la localidad ilicitana para estudiar junto a los paleontólogos del MUPE este 'spinophorosaurus nigerensis'.

Los citados restos corresponden a uno de los ejemplares "más completos" localizados hasta el momento de este dinosaurio saurópodo, comedor de plantas, "muy primitivo". Los mismos tienen 160 millones de años de antigüedad y miden 12 metros de longitud, que convierten a este ejemplar en "una de las piezas clave en el estudio para conocer la evolución" de la familia de los saurópodos.

Igualmente, fueron definidos en 2009 como pertenecientes a la especie 'spinophorosaurus nigerensis' por la revista internacional Plos One. Desde entonces, los análisis tratan de realizar una descripción detallada de los huesos y de "aclarar" sus relaciones filogenéticas.

El Proyecto Paldes, coordinado desde el MUPE y a través del cual se desarrolla esta investigación en Elche, comenzó en 2003 como iniciativa para el desarrollo de una zona del Sáhara nigeriano mediante la utilización de su patrimonio paleontológico como recurso social y cultural.