29 de febrero de 2020
 
Publicado 09/01/2014 19:28:33CET

Blasco dice que no es garante del dinero de subvenciones y niega amistad o negocios con Tauroni

Rafael Blasco en el juicio del 'caso Cooperación'
EUROPA PRESS

Defiende que él "solo" se ocupaba de firmas los expedientes tras el visto bueno de técnicos y niega haberse beneficiado de las ayudas

VALENCIA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El exconseller de Solidaridad y Ciudadanía y diputado No Adscrito en las Corts, Rafael Blasco, ha afirmado en su declaración durante el juicio por la primera pieza del 'caso Cooperación' que no es el garante del dinero de las subvenciones otorgadas por la extinta Conselleria a diferentes ONG, al tiempo que ha negado haber mantenido una relación de amistad o de confianza con el presunto cabecilla de la trama, Augusto César Tauroni. Asimismo, ha indicado que no ha tenido ni tiene ningún negocio con éste, ni en Estados Unidos ni en España "ni en ninguna parte del mundo".

Blasco, quien se enfrenta a 14 años de prisión por un presunto delito continuado de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias y de falsificación documental, ha estado prestando declaración en el tribunal valenciano durante alrededor de seis horas, en las que ha decidido contestar a todas las partes excepto a la Abogacía de la Generalitat. El momento más tenso de la vista ha sido ante las preguntas formuladas por la acusación popular, ejercida por Antonio Penadés, que ha obligado a intervenir hasta en cuatro ocasiones a la presidenta del tribunal para reconducir el interrogatorio.

A lo largo de su declaración, Blasco ha intentado desmentir todas las acusaciones formuladas por el ministerio fiscal y ha tenido que dar explicaciones sobre diferentes intervenciones telefónicas y correos intervenidos principalmente a Tauroni. En ellos, éste le llamaba el 'jefe', y al ser preguntado por este término, Blasco, quien ha aclarado que no sabe cómo mandar e-mails, ha dicho: "podía haber dicho subjefe, jefe superior o jefe mundial".

Respecto a Tauroni, ha negado cualquier relación "de confianza o de amistad" con el empresario -a quien conoce desde hace 12, 13 o 14 años--, y ha asegurado que "nunca" ha estado en su casa ni tampoco ha comido con él, pese a lo que mantiene el ministerio fiscal. También ha indicado que la relación fue "más frecuente" al destaparse el 'caso Cooperación' en la prensa. También ha aclarado que desconocía que Tauroni tuviera las empresas Arcmed o Dinamize, entre otras. "Nunca hablé con él de este tipo de empresas. Me empiezan a sonar a partir de los medios de comunicación", ha dicho.

NO INTERVENÍA "PARA NADA"

Otra parte extensa del interrogatorio se ha dedicado a la tramitación y adjudicación de dos proyectos en Nicaragua a la Fundación Cyes. Sobre este tema, Blasco, quien también fue diputado popular en las Corts, ha insistido en que no intervenía "para nada" en la adjudicación de los concursos ni entraba dentro de sus competencias, por lo que tampoco se preocupaba por ellos.

Así, ha repetido en varias ocasiones que su "única" intervención en la pieza de Cyes consistió "exclusivamente" en hacer suya la propuesta la comisión técnica de valoración, trasladar la información al Gobierno valenciano, que "dio el visto bueno", pasar el control de la Intervención y de la Abogacía de la Generalitat y publicarlo en el DOCV. Sobre las subvenciones investigadas -ha dicho-- "ninguna ONG presentó ningún recurso".

"No tramito ningún expediente, ni yo ni ningún conseller. Ningún conseller tiene conocimiento de ningún expediente, porque para eso está la estructura organizativa", ha insistido. Asimismo, ha llegado a decir que antes de llegar él a la Conselleria, las ayudas se otorgaban "a dedo" y sin concurrencia pública.

Preguntado por la reunión que mantuvo con los técnicos el 31 de julio de 2008 para ver por qué se había paralizado la tramitación de los expedientes a la Fundación Cyes, ha negado que presionara a nadie, y ha explicado que convocó a los trabajadores para solucionar el problema, "y no por decisión personal, sino porque el Gobierno valenciano dio unas directrices sobre la fecha tope para el trámite de las subvenciones". En este encuentro, una persona le manifestó que no estaba de acuerdo porque a la fundación le faltaba experiencia previa.

Ha dicho que tras la reunión le entregaron el acta firmada para tramitar las ayudas, y ha afirmado que él no vio "ningún problema", puesto que a él le daba "lo mismo" que fuera la Fundación Cyes o no. Blasco ha reconocido que dijo a los técnicos que iba a revisar los expedientes que habían realizado pero no para amenazarles, sino porque quería aprender el proceso de los mismos, "y con ningún afán recriminatorio", ha dicho.

"NUNCA" HA QUERIDO FAVORECER A NADIE

Blasco, quien ha defendido también que "nunca" se le ha pasado por la cabeza intentar favorecer "a nadie", ha agregado que no supo lo de la compra de viviendas con las ayudas a la Fundación Cyes hasta que vio la información publicada en prensa en octubre de 2010. "¿Qué interés tengo yo en que una fundación destine los fondos a otras cosas a los que estaban encardinados?", se ha preguntado Blasco al respecto.

Tras enterarse de este asunto por la prensa, que ha calificado como un "ataque al honor" a la Conselleria, se puso en contacto con la Abogacía de la Generalitat para que presentara una demanda y expuso los expedientes tanto a grupos políticos como a la prensa. Asimismo, ha indicado que pidió que se ordenaran los expedientes porque era una "obligación moral".

Sobre este punto, interpelado por un certificado firmado por el excargo de Solidaridad Alexandre Catalá, en el que consta de fecha de julio pese a haber sido elaborado en octubre, ha señalado que insistió a Catalá en que se presentaran los expedientes "con ordenación cronológica y que fuera entendible". Ha indicado que no recuerda haberle dado ninguna instrucción sobre las fechas ni sobre las facturas que debían constar como admitidas y excluidas por parte de la fundación. Así, ha negado cualquier tipo de falsificación documental.

Por último, ha negado haber obtenido algún tipo de beneficio directo o indirecto con las ayudas otorgadas a la Fundación Cyes, así como haber tenido negocios con Tauroni: "siempre he vivido de mi sueldo de funcionario o el que me correspondía en política, y así aparece en las declaraciones de mi patrimonio, que son públicas".

Blasco, quien ha negado también haber realizado algún viaje con Tauroni a Miami o a "ninguna parte", ha defendido la legalidad en el anticipo de parte del pago de las subvenciones -algo que se hace en otras autonomías, ha declarado-- y para concluir su intervención ha pedido disculpas por si alguna de sus manifestaciones han podido herir la susceptibilidad de alguien.