El Botànic se queda solo y no logra el apoyo necesario para la reforma de la ley electoral que rebajaba la barrera

Urna y papeletas en una imagen de archivo
Europa Press - Archivo
Actualizado 17/01/2019 14:33:57 CET

VALÈNCIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nueva Ley Electoral Valenciana presentada por los grupos del Botànic (PSPV, Compromís y Podem) que contemplaba, entre otras novedades, la rebaja de la barrera electoral del 5 al 3 por ciento, no ha logrado finalmente el apoyo necesario -de dos tercios de la Cámara, 66 diputados de los 99-- para ser aprobada, al haber rechazado PP y Ciudadanos (Cs) la propuesta.

Tras su debate en comisión, en el que PP y Cs ya avanzaron su posición, la ley ha llegado al pleno de Les Corts sin los apoyos suficientes para ser aprobada y así ha sido: ha conseguido tan solo 52 votos a favor y 36 en contra.

Los 'populares', como se esperaba, han rechazado el texto criticando la falta de diálogo con su grupo y cuestionando que el objetivo final era "bajar la barrera electoral para quedar bien con Esquerra Unida" cuando la ley electoral ha estado "funcionando razonablemente bien" y ha permitido, por ejemplo, la entrada de partidos como Cs o Podem.

El diputado Luis Santamaría ha reprochado al Botànic que no les hayan sentado a dialogar y ha asegurado que "esa izquierda lo único que quiere es que se les dé la razón". "Para avanzar, lo primero es dialogar", ha señalado, advirtiendo de que las preocupaciones de la sociedad valenciana están en torno a los salarios, el precio del alquiler o el de las naranjas, y no tanto en esta ley, cuya reforma es "una cuestión muy seria".

"Es la ley que marca las reglas del juego, no entendemos por qué se han empeñado en cambiarla, en base a qué compromisos políticos, podrían haber tenido la cortesía de explicarlos", ha indicado, para preguntar si "merece la pena romper unos consensos básicos que han estado funcionando" sin buscar al principal partido de la oposición. "Habría sido un tremendo error histórico aprobarla, el 90% del cuerpo electoral está representado, o es que creen que no tienen legitimidad con este sistema", ha apuntado.

Cs, por su parte, ha votado a favor de gran parte del articulado pero ha rechazado la ley en su conjunto, incidiendo nuevamente en que para la formación es fundamental la circunscripción única, que no se incluye (precisa de una reforma). "Estamos de acuerdo en el espíritu, pero no en la prisa que tienen. ¿Qué peajes tienen que pagar, a quién le deben algo para correr tanto", ha cuestionado también.

El diputado Emigdio Tormo ha subrayado que defienden rebajar la barrera electoral al 3%, aunque "tan democrático es un 3 como un 5%", pero "lo que es innegociable es el principio una persona, un voto" y no pueden renunciar a esta cuestión "central, irrenunciable".

También ha relativizado la trascendencia de la reforma, señalando que no ha visto "ninguna manifestación a las puertas de este parlamento" pidiéndola y no mejora la calidad de vida de los ciudadanos. "Pido tranquilidad, sosiego y calma", ha apuntado.

SE PIERDE "UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA"

El socialista Alfred Boix ha mostrado su "decepción" al no poder sacar adelante la iniciativa y ha advertido de que se está "perdiendo una oportunidad histórica" para avanzar en la representatividad y en la regeneración democrática. "Esperaba que 30 años después el nuevo marco electoral fuera posible para que las voces, las expresiones de la democracia de esta comunidad no fueran nunca más silenciadas", ha admitido.

Del PP, ha asegurado, no esperaban "nada" porque "cuanto peor, mejor, como decía Rajoy", pero sí de Cs, que ha estado en los trabajos sobre el texto y hoy "se sitúa al lado del bloqueo, de la parte de la política que no es útil para los ciudadanos porque antepone el tacticismo político al progreso de esta comunidad".

"No han presentado ni un texto alternativo ni una sola enmienda para mejorarlo, se van a limitar a descalificarlo con su voto en contra, a decir un no porque no". No obstante, se ha mostrado convencido de que el trabajo hecho es "un camino recorrido" y una base para una ley que "pueda ver la luz en algún momento".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha señalado que los votos muestran quién decide "quedarse en 1987 y quién avanzar en democracia, a una sistema avanzado" y las votaciones, ha advertido, quedarán "marcadas en el historial" de cada uno.

CS, UN "CROISSANT DE CHOCOLATE"

Ha recordado que la Comunitat ostenta "el triste récord" de tener la barrera electoral más alta del país, y ha recordado que la nueva ley también aborda la paridad en las listas, el voto preferencial para desbloquearlas, el régimen de incompatibilidades, 'mailing' centralizado o debates en horario de máxima audiencia, entre otros aspectos. "Puede que no sea hoy o este año, pero más pronto que tarde los valencianos tendrán la ley electoral que se merecen", ha dicho.

Ha cuestionado "por qué los que venían de regeneradores no quieren avanzar en una democracia más representativa" y ha avisado a Cs de que "se equivocan si no votan a favor, están cometiendo un error que les perseguirá en el futuro, un error político con la calculadora en la mano". A su juicio, este grupo es "como un croissant de chocolate, que le pegas un bocado y nunca sabes por dónde va a chorrear".

REFORMA "SIN OPORTUNISMOS"

El diputado de Podem Antonio Montiel ha defendido que esta era "una ley de vanguardia" que trata muchos más aspectos que el listón electoral, y ha lamentado que se ha perdido "un tiempo precioso, la realidad política nos ha pasado por encima".

"Los sistemas electorales no pueden estar al albur del equilibrio político de cada momento, nosotros no vamos a tener ningún miedo, seguiremos defendiendo esta reforma", ha dicho, y ello pese a que "haya un partido de la ultraderecha con expectativas electorales" porque no creen en "oportunismos".

Ha asegurado estar "en shock" con la posición de Cs porque estando de acuerdo con su pretensión sobre la circunscripción única, la reforma estatutaria no podría llegar a tiempo y piensa, por tanto, que "es ese el señuelo que han encontrado para poder negarse a un cambio con el que en principio estaban de acuerdo y que se ve que las encuestas les han hecho desistir". "No pueden jugar siempre a ser la niña bonita y no definirse", ha advertido.