22 de febrero de 2020
 

Buñol desvela la imagen del 75 aniversario de La Tomatina, que recupera su horario original a mediodía

Publicado 22/01/2020 19:34:52CET
Imagen de la Tomatina en su 75 aniversario
Imagen de la Tomatina en su 75 aniversario - AYUNTAMIENTO DE BUÑOL

VALÈNCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Buñol (Valencia) ha presentado en Fitur la imagen del 75 aniversario de La Tomatina, fiesta de Interés Turístico Internacional, que lleva como lema 'No te la puedes perder' y que recuperará en esta edición su horario original a las 12 horas.

La feria del turismo que se celebra en Madrid ha sido el escenario elegido para dar a conocer la imagen, que ha sido desarrollada por la empresa Socarrat Studio, y que supone "un 'restyling' de la marca con un aire más fresco y actual, que muestra la evolución de esta fiesta a lo largo de sus más de siete décadas de historia", ha informado el consistorio.

Bajo el lema 'No te la puedes perder' nace una nueva marca para la que se ha creado una tipografía hecha a medida que se combina con el símbolo de La Tomatina (el chof), respetando la coherencia de la simbología y los colores propios de la fiesta y que ya forman parte del imaginario colectivo. El conjunto se completa con el número 75 que da coherencia a todo el conjunto.

Y es que La Tomatina es mucho más que un evento dentro de las fiestas locales de Buñol, "es una celebración única, de hermandad, de socialización y la representación de qué en este mundo, sólo deberían existir batallas pacificas", han señalado las mismas fuentes. Se trata, en definitiva, de "una oferta de ocio y diversión que no entiende de fronteras o nacionalidades y en la que todo el mundo participa con el único fin de vivir una experiencia inolvidable".

La alcaldesa de Buñol, Juncal Carrascosa, ha asegurado que se trata de una apuesta por la innovación y ha asegurado que a lo largo de estos años se ha ido mejorando la fiesta en materia de seguridad, organización y coordinación y "ha llegado el momento de afrontar el resto de parcelas que la engloban para situarla en el lugar que le corresponde y que tanto el pueblo de Buñol como los valencianos se sientan orgullosos de tener esta fiesta tan destacada".

Además de desvelar alguno de los hitos que se producirán a lo largo de este año, ha anunciado que La Tomatina cambia de horario, pasando a celebrarse a las 12.00 horas.

Por su parte, la concejal de Turismo y Tomatina, María Valles, ha destacado el impulso que el consistorio quiere darle a la fiesta como motor dinamizador de la economía y el emprendedurismo de esta localidad: "Poseemos los elementos necesarios para hacer que nuestro municipio destaque a nivel empresarial, cultural y turístico teniendo como telón de fondo nuestra fiesta más representativa en un año donde se marca la diferencia frente a otras fiestas de menor antigüedad".

Ha indicado que también que se lanza como novedad la venta de entradas online en la pagina web www.latomatina.info, donde son gestionadas directamente por el Ayuntamiento.

Esta fiesta se inició el último miércoles de agosto del año 1945. Todo comenzó cuando un grupo de jóvenes que se encontraban en la plaza del pueblo para presenciar el desfile de gigantes y cabezudos y otros actos de la fiesta, aburridos al ver cómo estaba transcurriendo la cabalgata decidieron hacerse un hueco dentro de la comitiva del desfile.

El ímpetu de los jóvenes hizo que cayera un participante que, preso de la ira, empezó a golpear todo lo que encontraba a su paso. Por un capricho del destino, allí había un puesto de verduras que fue pasto de la multitud eufórica. La gente se contagió y empezó a tirarse tomates hasta que las fuerzas del orden público pusieron fin a aquella batalla vegetal.

Al año siguiente los jóvenes repitieron el altercado de forma voluntaria y llevaron los tomates de su casa y así sucesivamente a lo largo de los años. Aunque la Policía disolvió la batalla, los jóvenes de Buñol no desistieron.

La Tomatina fue prohibida a principios de los años 50 pero esto no disuadió en ningún caso a sus participantes, que llegaron a ser incluso detenidos. De hecho, en 1957 la fiesta fue cancelada y este hecho motivó la celebración del "entierro del tomate", una manifestación en la que los vecinos portaban un ataúd con un tomate dentro. El desfile se acompañó con una banda de música que interpretaba marchas fúnebres y su éxito fue total.

La presión popular hizo que el veto desapareciera y que volviera a permitirse una celebración que fue creciendo en participación.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Nuevo récord de conversión de energía solar en electricidad

  2. 2

    Científicos finalmente confirman una teoría mecánica de 50 años

  3. 3

    Italia eleva a 17 el número de casos confirmados de coronavirus

  4. 4

    Celaá rebajará a 5 la nota para acceder a las becas universitarias y eliminará las cuantías variables

  5. 5

    El Sombrero invierte la teoría galáctica convencional