CCOO y UGT rompen la negociación del convenio colectivo para empresas que gestionan residencias públicas de tercera edad

Publicado 19/10/2018 15:34:43CET

Lamentan que tras dos años de negociaciones "AERTE se niega a incrementos salariales" y avanzan movilizaciones

VALÈNCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO PV y UGT PV han roto la negociación del convenio colectivo con la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (AERTE) para empresas que gestionan residencias públicas de la Tercera Edad --gestión Integral-- y del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD).

El principal motivo que ha llevado a los sindicatos a una ruptura de las negociaciones es la "negativa de AERTE a la subida de los salarios", han explicado desde CCOO y UGT en un comunicado conjunto en el que avanzan que el inicio de un proceso de movilizaciones con el objetivo de alcanzar unas "condiciones laborales dignas que eviten la precarización del sector y mejoraren la calidad asistencial".

En este sentido han recordado que "desde 2010 hasta la actualidad, los incrementos han sido sólo de 1,6% mientras que el IPC ha subido un 7,3%, lo que supone una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras de casi un 6%".

Además, a la vez que el personal ve mermada su capacidad económica, las empresas han realizado bajadas en las licitaciones que están vigentes del 15,16% de media, llegando a alcanzar 18,9% en algún centro, ha asegurado las mismas fuentes.

"TAJANTES"

Ante esta situación, CCOO PV y UGT PV se muestran "tajantes": "las empresas no pueden rebajar las licitaciones a costa de los y las trabajadores y trabajadoras". "Si quieren entrar en una guerra de precios para competir no puede, ni debe ser, a costa de un recorte salarial".

Según los sindicatos, Aerte está haciendo una campaña sobre la colaboración público-privada abogando por las "bondades de la gestión privada de los servicios públicos" como son los centros de Tercera Edad y pide que "la idoneidad de la gestión se base en criterios objetivos de calidad del servicio y no en planteamientos ideológicos que no estén basados en datos concretos".

CCOO y UGT reclaman que "si de verdad quieren dejar de lado planteamientos ideológicos y apuestan por la calidad del servicio, contribuyan a alcanzar unas buenas condiciones laborales". En estos momentos, lamentan, "la continua pérdida del poder adquisitivo del personal y la precarización del sector si son cuestiones ideológicas que no se basan en ningún dato concreto y supone una bajada clara de la calidad".

Aerte rechaza las reversiones de centros residenciales de gestión integral pero CCOO y UGT replican: "no podemos aceptar que el único interés de las empresas en gestionar los servicios públicos sea el beneficio por encima de la calidad del servicio".

RECLAMAN "CELERIDAD" EN LA REVERSIÓN

CCOO y UGT siempre han defendido la gestión directa de los servicios públicos y reclaman "celeridad en la reversión de las gestiones integrales".

A su juicio, "los criterios de calidad que Aerte plantea no se pueden basar en la precarización laboral del sector, con la continua pérdida de poder adquisitivo del personal; eso sí es un planteamiento ideológico por parte de Aerte que no está basado en ningún dato concreto, sobre todo después de aplicar bajadas de precios en las licitaciones que superan el 15% lo que indica que hay margen para subir los salarios", insisten.

Para los sindicatos, es necesario que "se alcance la máxima calidad en un servicio que es vital para muchas personas mayores y/o dependientes y para ello es fundamental la dignificación salarial del sector y no su precarización".

En este sentido, consideran que "hay razones suficientes para romper la negociación y comenzar un proceso de movilizaciones de los trabajadores del sector, con el objetivo de alcanzar unas condiciones laborales dignas que eviten la precarización del sector y mejoraren la calidad asistencial".