Actualizado 28/11/2012 15:38 CET

Chailly exalta en el Palau de les Arts el genio de Puccini con una visión pura y "sin miel" de 'La Bohème'

Representación De 'La Bohème'
PALAU DE LES ARTS

VALENCIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El prestigioso director milanés Riccardo Chailly ofrecerá a partir del próximo 2 de diciembre en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia una versión pura, fiel y "sin miel" del clásico de Giacomo Puccini 'La Bohème'. En esta ocasión, el maestro cuenta con la escenografía de Davide Livermore, la Orquestra de la Comunitat Valenciana y un reparto "joven pero magnífico" que hará brillar la "partitura milagrosa" del compositor.

Así lo ha augurado Chailly en una rueda de prensa ofrecida para presentar la producción y en la que ha estado acompañado por la intendente del coliseo, Helga Schmidt; el director de escena, Davide Livermore; la soprano israelí Gal James, que encarna a Mimì, y el tenor venezolano Aquiles Machado, que da vida a Rodolfo.

En el reparto de 'La Bohème', la primera nueva producción del centro de artes valenciano de la temporada 2012-2013, figuran también la soprano valenciana Carmen Romeu (Musetta), los italianos Massimo Cavalletti (Marcello), Gianluca Buratto (Colline), Matteo Peirone (Benoît) y Andrea Snarski (Alcindoro). Los artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo Mattia Olivieri (Schaunard) y Pablo García López (Parpignol) completan el elenco.

El maestro italiano ha destacado que esta producción ha tenido "el coraje" de respetar la obra de Puccini tal y como se escribió para su estreno en 1896. Y esto es posible, ha remarcado, porque "el lenguaje moderno de Puccini es más contemporáneo que nunca".

En la misma línea se ha pronunciado Davide Livermore, que ha subrayado que las virtudes de esta pieza son tantas que "no se le puede llamar solo una ópera, sino que es casi una protopelícula". Además, ha considerado que, al menos para él, es "imposible imaginar una 'Bohème' desplazada de su período histórico porque toda la acción y una serie de detalles increíblemente importantes se encuentran ya en la partitura". "Y yo soy un siervo de la partitura", ha resaltado.

El resultado de esta admiración y fidelidad a la creación pucciniana es, según ha descrito Chailly, un espectáculo "visceral, romántico y con notas de nostalgia pero sin sentimentalismo", o lo que es lo mismo, "sin miel".

El director ha considerado, que, precisamente, el exceso sentimentalista en la interpretación ha sido un mal que han padecido autores como Puccini, Mahler o Rachmaninov. "Son tres compositores que sufren juntos", ha apostillado.

"EXCEPCIONAL, NO TRADICIONAL"

A pesar del respeto a la obra original, Aquiles Machado ha llamado la atención obre el hecho de que "no se trata de una 'Bohème' tradicional, sino excepcional". Tanto es así, ha comentado, que a pesar de que ésta es su "ópera fetiche" --la ha interpretado en numerosas ciudades de todo el mundo, entre ellas Valencia-- el tándem Chailly-Livermore ha hecho que aparezca ante el tenor como algo nuevo, "como si nunca la hubiera cantado".

Gal James, que ha definido como "un sueño" poder poner voz a Mimì, ha añadido que 'La Bohème' es una "perla" y que este montaje busca ir a su máxima pureza.

Por último, Helga Schmidt ha señalado que, en una temporada en la que se le ha pedido la programación de títulos populares, este trabajo de Giacomo Puccini es "la estrella". El espectáculo se podrá disfrutar también los días 5, 8, 12, 15, 18, 21 de diciembre.