3 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 14:59:09 +01:00CET

El comité de empresa de EMT València teme un Erte a 366 empleados para adecuar oferta y demanda por la crisis del Covid

Autobús de la EMT de València circulando por la ciudad.
Autobús de la EMT de València circulando por la ciudad. - AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA - Archivo

Grezzi dice que "no hay ninguna decisión formal" y que se mantienen conversaciones para "buscar fórmulas concretas" ante la situación actual

   VALÈNCIA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El comité de empresa de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València teme que la compañía lleve adelante un Expediente de Regulación Temporal de Empleo --Erte-- que afectaría a 366 conductores para adecuar la disminución de pasajeros registrada por el estado de alarma decretado a raíz de la crisis del coronavirus y la reducción de servicio aplicada por esa menor demanda a la actividad diaria, al número de empleados y su economía.

   Desde la compañía, su presidente y concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha señalado a Europa Press sobre la posibilidad de un Erte que "no hay ninguna decisión formal" al respecto y que se mantienen conversaciones con los representantes de los trabajadores para "buscar fórmulas concretas" ante la situación actual. Ha recordado que esta ha llevado a "una reducción del servicio" del 45% y ha apuntado que la bajada de pasajeros se sitúa "en más del 90% respecto a un día normal".

   "Estamos viendo las soluciones, también en coordinación con el Ayuntamiento porque tiene que ser una decisión de todo el gobierno ver la medida que se toma", ha agregado Grezzi, que ha apuntado que "cuando se tenga la solución se informará" y ha aseverado que la actual es "una situación complicada y difícil". Asimismo, ha hecho "un llamamiento al diálogo y a la responsabilidad colectiva" para lograr una salida y ha señalado que se ha pedido un "esfuerzo a todos".

   Giuseppe Grezzi ha comentado también que hay que tener en cuenta que la EMT es "una empresa pública" y que es "necesario garantizar los puestos de trabajo y los ingresos de la gente" que trabaja en ella. Ha detallado que a través de su actividad diaria de transportes --de la venta de billetes y títulos de viajes--, la compañía obtiene "el 40% del total" de sus ingresos, mientras que el 60% restante procede de las aportaciones del Ayuntamiento.

   En esta línea, Grezzi ha resaltado que se calcula que la EMT registre este marzo, como consecuencia de la reducción de pasajeros por el estado de alarma, "más de 1,5 millones de euros en pérdidas" por falta de ingresos teniendo en cuenta "los datos del pasado año". Ha precisado que se están teniendo estos días cifras de pasajeros en torno a los 20.000 cuando lo habitual son 300.000.

   Igualmente, ha apuntado que se calcula que si la situación actual se mantiene las pérdidas en abril podrían ser de "más de 3 millones de euros en ingresos". Tras ello, ha insistido en la necesidad de lograr una "fórmula" para seguir "dando servicio, con la reducción del 45%" --ha dicho que "se podría hacer aún más"-- y sabiendo que la empresa debe "cuadrar sus cuentas y pagar nóminas".

   "Si el 40 ó 50 por ciento del personal no trabaja, hay que ver la fórmula" que se adopta, ha señalado, al tiempo que ha reiterado que "no hay tomada ninguna decisión" aunque ha matizado que se deberá plantear "por responsabilidad" y para "velar por las cuentas de la empresa". No obstante, ha dicho que se busca que la decisión tenga las menores afecciones posibles para los empleados.

"COMUNICACIÓN CONSTANTE"

   En el mismo sentido, desde la EMT han explicado a Europa Press que a lo largo de los últimos días se han mantenido reuniones y "comunicación constante y fluida" con los sindicatos para abordar la situación actual y ver el impacto económico que tendrá en la empresa.

   Asimismo, han insistido en que "no hay una decisión formal" ni ninguna cuestión "cerrada por el momento" respecto a cómo afrontar y asumir las consecuencias del contexto actual. "No se ha decidido nada", han repetido.

   Por su parte, el presidente del comité de empresa, Gabriel de las Muelas, ha indicado a Europa Press que el pasado lunes se celebró por videoconferencia una reunión con los representantes de la compañía para abordar las medidas económicas que se podrían adoptar por la pérdida de recursos económicos a partir del estado de alarma.

"VOLUNTARIO"

   De las Muelas ha destacado que el comité de empresa, "por unanimidad", ha rechazado un posible Erte que como consecuencia conlleva que existan conductores que "no podrían trabajar". Ha expuesto que se ha hablado de un Erte para el próximo mes de abril que afectaría a 366 conductores de los 1.216 que en total tiene la empresa y ha comentado que se ha apuntado que este sería "voluntario".

   A este respecto, ha detallado que si no se completa de manera voluntaria, se baraja la posibilidad de incluir en él a los conductores "mayores de 55 años por tener mayor riesgo de contagio" de coronavirus y que si aún así no se llega a los 366, "se verá la fórmula" que se aplica. Ha agregado que también se tendrá en cuenta la gente de baja.

   Gabriel de las Muelas, que ha resaltado que aplicar el Erte supone que los conductores afectados pasarían un mes al paro, ha dicho que se ha indicado a los representantes sindicales que la idea es "adecuar la oferta de la demanda" porque ahora "existe excedente de conductores".

   Asimismo, ha aseverado que desde el comité de empresa se apuntó la posibilidad de hacer turnos entre los conductores --7 días de trabajo y 14 de descanso-- para seguir trabajando y no llegar al Erte y también para reducir su exposición y la posibilidad de contagios. No obstante, ha manifestado que "es una idea de difícil ejecución" teniendo en cuenta los planes y turnos de trabajo ya elaborados.

   El comité de empresa ha remitido un escrito a los trabajadores y a la compañía en el que considera "inadmisibles" las propuestas planteadas por la dirección y señala que no acepta "ni la negociación ni la imposición de ningún Erte".

"ESFUERZO ECONÓMICO"

   Además, exige "el mantenimiento de la actual plantilla en todos los estamentos" y dice que si los empleados de EMT hacen "un esfuerzo económico por solidaridad" ante a crisis actual, que este sea "el mismo" que el de "todos" los trabajadores públicos de Ayuntamiento de València, "desde el alcalde hasta el último de los estamentos laborales".

   Como medida para aporta liquidez a la compañía, el comité aceptaría que la compra de autobuses se pudiera alargar y plantea que el personal excedente haga tareas que ahora hacen empresas subcontratadas, así como reclamar al Gobierno central las ayudas económicas que corresponde. Por otro lado, pide una reunión "urgente" del Comité de Seguridad y Salud para tratar protocolos de prevención ante el Covid-19.

Contador

Para leer más