Actualizado 24/09/2012 16:45 CET

La Comunitat cierra el segundo verano más cálido desde 1950

Mapa De Precipitaciones De Este Verano En La Comunitat Valenciana
AEMET

El año hidrológico, el más seco de los últimos 12, con Los Serranos, Rincón de Ademuz, y Requena-Utiel, zonas con mayor déficit de lluvias

VALENCIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunitat Valenciana ha cerrado el segundo verano más cálido desde 1950, solamente superado por el año 2003, y con una temperatura 2,2 grados por encima de lo normal en la serie de 1971 a 2000. Asimismo, la precipitación media ha sido de 27,3 litros por metro cuadrado, un 60 por ciento menos de lo que se considera normal.

Según el avance climatológico de la Delegación Territorial en la Comunitat Valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología, este pasado verano que concluyó el sábado ha sido "extremadamente cálido", con mayores anomalías de temperatura en el interior que en la costa.

Lo más destacado del año hidrológico --del 1 de octubre de 2011 a 24 de septiembre de 2012-- es que se ha registrado un 33 por ciento menos de lluvia que lo normal, de manera que éste es el más seco de los últimos 12 años y el undécimo año más seco desde 1950. La zona que más déficit de precipitaciones presenta son las comarcas del noroeste de Valencia como Los Serranos, el Rincón de Ademuz y la Plana de Utiel-Requena, donde hay zonas donde ha llovido menos de la mitad de lo que suele ser habitual en un año.

Así lo refleja el análisis facilitado este lunes, que refleja que éste es el segundo trimestre veraniego más cálido desde al menos 1950, únicamente por detrás del de 2003, año que la organización Meteorológica Mundial consideró como el "más cálido en la Europa continental desde al menos 1540". Por ello, según Aemet, "igualmente habría que considerar el verano de 2012 en la Comunidad Valenciana como un verano cuyo único precedente en la historia climática del último mileno probablemente sea el verano de 2003".

Sin embargo, según Aemet, registros del mes de agosto llegaron a superar los registros del histórico 2003 ya que la temperatura media del pasado agosto fue de 26,3 grados, que excede en 2,6 grados al promedio normal, mientras que agosto de 1994 y 2003 tuvieron una temperatura media de 25,7, 0,6 grados inferior a lo de este año.

Por tanto, a pesar de que julio tuvo una temperatura media "ligeramente superior" a lo normal, los "extremadamente cálidos" junio y agosto han sido "fundamentales" para determinar la temperatura global del verano.

Así, en el 30 por ciento del territorio, fundamentalmente de zonas litorales y prelitorales de la Comunitat, la anomalía de temperatura del verano ha oscilado entre 1,5 y dos grados por encima del valor normal, mientras que en el 70 por ciento del territorio, sobre todo zonas de interior, la anomalía de temperatura ha oscilado entre dos y tres grados superior.

En la evolución diaria, el 86 por ciento del trimestre mantuvo la temperatura media por encima de los valores normales de la estación. Destacaron sobre todo las sucesivas oleadas de vientos de poniente que afectaron a la Comunitat en junio y que culminaron con la de los días 28 y 29 que favorecieron la propagación de los grandes incendios que esos días arrasaron los montes de la Comunidad.

El día más cálido del verano fue el 10 de agosto, cuando se superaron los 43 grados en muchas localidades del interior sur de la Comunidad, con el máximo en Villena (45) y entre 44 y 45 grados en Ontinyent, Jalance, Beneixama, Alcoi, Bicorp, Fontanars o Buñol.

En cuanto a las precipitaciones, solo tres episodios de tormenta han destacado en el trimestre: las del interior del 28 de julio, que dejaron hasta 60 litros por metro cuadrado en Castellfort y granizo en muchas localidades como Ontinyent, Carrícola, Moixent, Vilafranca, Fredes o Morella.

No obstante, las lluvias más significativas fueron las de los días 26 y sobre todo 30 de agosto, una última tormenta que dejó en localidades de la Ribera cantidades próximas o superiores a 100 litros por metro cuadrado, con el máximo en Sollana, donde se acumularon 132,5 litros por metro cuadrado.

Sin embargo, lo más significativo del verano pluviométrico ha sido la ausencia de precipitaciones casi generalizada, con registros inferiores a 3 litros por metro cuadrado en el trimestre en zonas del área metropolitana de Valencia (1.4 l/m2 en Valencia y Manises, 1.0 l/m2 en Paiporta, 2.2 l/m2 en Massalfassar o 2.9 l/m2 en Torrrent) o en el Bajo Vinalopó y Bajo Segura (1.7 l/m2 en Callosa de Segura, 2.2 l/m2 en Elche y 2.8 l/m2 en Orihuela).

DÉFICIT ACUSADO DESDE MAYO

El déficit cusado de precipitaciones se observa desde el mes mayo. Como ejemplo "muy significativo", cita la ciudad de Valencia, con datos desde 1859. Desde esa fecha, el periodo entre el 1 de mayo y el 23 de septiembre de 2012 es el más seco desde el año 1873, cuando se acumularon 16,0 l/m2 frente a los 19,4 l/m2 acumulados en los últimos 146 días.

En el promedio de la Comunitat, el verano ha sido muy seco, aunque ha resultado extremadamente seco en el uno por ciento del territorio (área metropolitana de Valencia y zonas aisladas de los Serranos y la Hoya de Buñol); normal en el 5 por ciento y húmedo o muy húmedo en el 3 por ciento, correspondiente a zonas de la Ribera y la Valldigna, por las lluvias de los días 26 y 30.

RESUMEN AÑO HIDROLÓGICO

Por lo que respecta al año hidrológico, que transcurre desde el 1 de octubre de 2011 al 30 de septiembre de 2012, se ha caracterizado por unas precipitaciones que en conjunto son "notablemente inferiores a sus valores medios normales". Así, hasta el 24 de septiembre, y a falta de seis días para finalizar el año hidrológico, el valor medio de las precipitaciones es de un 33% menos que el valor medio correspondiente a este período.

De esta forma, ha sido el año hidrológico más seco de los últimos 12, desde el año hidrológico 1999-2000, y el undécimo más seco de la serie de referencia de los últimos 62 años, desde 1950. En los últimos doce meses se han acumulado más de 1.000 l/m2 en Orba y Fontilles, en la montaña de Alicante.

La zona más seca de la Comunidad está en la frontera de las comarcas de l'Alacantí y el Bajo y Medio Vinalopó donde se han recogido 165 l/m2 en un año en Novelda, 185 l/m2 en Aspe y 197 l/m2 en el Aeropuerto de el Altet. Secundariamente, en la comarca de los Serranos, en Valencia, también hay un núcleo alrededor de Losa del Obispo donde no se ha llegado a 200 l/m2 en 12 meses.

Con respecto a los valores anuales normales, las precipitaciones han sido deficitarias en el 95% del territorio. Sólo en zonas de la montaña de Alicante y en del litoral del Bajo Segura, en la costa de Torrevieja, las precipitaciones han presentado un ligero superávit. La zona que más déficit de precipitaciones presenta son las comarcas del noroeste de Valencia, Los Serranos, el Rincón de Ademuz y la Plana de Utiel-Requena, donde hay zonas donde ha llovido menos de la mitad de lo que suele ser habitual en un año.