Los conductores de EMT València seguirán vistiendo de azul

Imagen de archivo de conductores de EMT
ARCHIVO/CGT
Actualizado 05/01/2019 13:22:46 CET

VALÈNCIA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de conductores de autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València ha decidido mantener el azul tradicional en las camisas y polos por encima del morado, la opción prioritaria entre las que cuatro que se ofrecían junto al rosa, naranja y verde pistacho. En los nuevos uniformes se diferencian por primera vez los patrones de mujer y hombre, se da a elegir entre polo o camisa de manga larga y pantalón corto o largo y se establece el fin de la obligatoriedad de llevar corbata.

En principio, la encuesta planteaba una elección de uniformes con pantalón azul marino siempre y rosa, morado, naranja o verde para las camisas. Esto provocó el malestar de algunos sindicatos por considerarlos "inadecuados" e hizo que la empresa acordara un día después abrir una segunda ronda entre el más votado de los cuatro y el azul.

Finalmente, la votación se cerró este pasado miércoles, 2 de enero, con la participación voluntaria de un total de 396 personas, más de un tercio de la plantilla, para decir sobre el color de las camisas y polos que lucirán en los próximos años. La opción más votada (64,4%) es el azul, seguida del morado (29,5%), con un 6,1% de votos inválidos, detalla la compañía en un comunicado.

La tonalidad de azul es la misma que los conductores han vestido durante las dos últimas décadas, aunque los uniformes diseñados por El Corte Inglés eliminan detalles accesorios como los galones y los bolsillos, explican desde EMT València.

Al margen del color, la nueva vestimenta diferenciará por primera vez entre los patrones de hombre y mujer, con una mejor calidad de las piezas. Los pantalones incorporan un nuevo diseño tipo chino que pretende hacer más cómoda la conducción, las camisas también eliminarán accesorios que no aportan comodidad y la chaqueta pasará a ser menos rígida y más confortable.

Se trata de la primera vez que la plantilla de conductores participa en un proceso participativo para decidir sobre su ropa de trabajo, en un concurso público que "no salía desde 1992". Esta convocatoria se ha celebrado después de que los representantes de los trabajadores hicieran sus aportaciones a los pliegos en el Comité de Seguridad y Salud.

Una vez se conoció la empresa adjudicataria, la EMT puso en marcha la encuesta para que los empleados eligieran los nuevos colores de la ropa e hicieran aportaciones para mejorar el uniforme.

"Tras décadas prorrogándose un contrato de manera irregular, la dirección ha licitado un nuevo contrato que contiene muchas ventajas y que aclara los deberes del solicitante, y donde también se ha dejado a la plantilla elegir el color", destacan desde la compañía que preside el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Contador