El Consell anticipa 1.500€ "inmediatos y sin papeleos" para cada afectado por el temporal

Actualizado 20/09/2019 15:45:04 CET
Inundaciones en Orihuela durante el temporal de septiembre de 2019
Inundaciones en Orihuela durante el temporal de septiembre de 2019GVA 112

Las ayudas podrán llegar a 4.500€ por afectado, hasta 13,5 millones, junto a una línea de diez millones para los ayuntamientos

VALÈNCIA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno valenciano ha aprobado dos decretos urgentes de ayudas para los afectados por la gota fría de la semana pasada: uno para dar respuesta a los bienes personales de primera necesidad, con 1.500 euros "inmediatos y sin papeleos" --hasta un máximo de 4.500 por persona y con un montante total de 13,5 millones--, y otro para los ayuntamientos con diez millones en ayudas.

En una reunión "en la zona cero", en Orihuela (Alicante), el pleno del Consell ha dado este viernes el pistoletazo de salida a las actuaciones por el temporal de intensas lluvias, fenómenos costeros y fuertes vientos entre el 11 y el 14 de septiembre, según ha anunciado la vicepresidenta y portavoz, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior.

Con el primer directo se conceden ayudas directas y urgentes a particulares para que puedan hacer frente a la pérdida de bienes de primera necesidad, como ropa o utensilios de cocina. De forma inmediata habrá un anticipo de 1.500 euros "sin necesidad de garantía alguna" y al margen de la valoración posterior de daños, y después podrá llegar a un máximo de 4.500 euros por persona. El montante total asciende a 13,5 millones.

Estas subvenciones son directas por "razones económicas, sociales y humanitarias" e independientes a las que conceda el consorcio de seguros. Son beneficiarios los que tengan a su disposición una vivienda ubicada en alguno de los municipios afectados, con el límite de una petición de ayuda por inmueble.

Para registrar las peticiones habrá un plazo de 15 días a partir de la publicación de la orden en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV), que Oltra ha garantizado que será "de tramitación muy rápida". La documentación se podrá presentar tanto en los ayuntamientos como en las oficinas comarcales en los "epicentros" de la DANA: Dolores (Alicante) y Ontinyent (Valencia).

El pago de la subvención posterior se efectuará por transferencia bancaria, una vez se haya efectuado la peritación de los daños, hasta el máximo de 4.500 euros por persona. Esta línea pretende que los afectados recuperen sus pertenencias y bienes básicos para "recuperar la normalidad de sus vidas". "Es lo más urgente: la ropa del bebé, la cacerola para cocinar el arroz...", ha ilustrado Oltra.

DIEZ MILLONES PARA LOS AYUNTAMIENTOS

Para los ayuntamientos afectados hay otra serie de ayudas, de un total de diez millones de euros, que permitan compensar gastos extraordinarios durante el episodio de emergencia. Los municipios disponen de 45 días para presentar sus estimaciones ante la subdirección general de Emergencias, para lo que podrán contar con el apoyo de técnicos de la Generalitat y de las diputaciones.

Ante la intensidad del temporal, su extensión en determinadas comarcas y los efectos catastróficos, el Gobierno valenciano concederá estas subvenciones en régimen de concesión directa. Los ayuntamientos tendrán que presentar una declaración certificada, también en un plazo de 15 días desde la publicación del decreto, de los gastos extraordinarios desde el 11 de septiembre hasta el día que aparezca la orden en el DOGV.

MUNICIPIOS AFECTADOS

Podrán acogerse a las ayudas los vecinos y ayuntamientos de las localidades de Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benferri, Benijófar, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Orihuela, Pilar de la Horadada, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro, San Miguel de Salinas, Torrevieja, Crevillent y Villena, en la provincia de Alicante.

En Valencia, la lista incluye a La Font de la Figuera, Moixent, Agullent, Aielo de Malferit, Albaida, Atzeneta d'Albaida, Bellús, Beniatjar, Benigànim, Bocairent, Castelló de Rugat, Fontanar dels Alforins, La Pobla del Duc, Llutxent, L'Olleria y Ontinyent.

PLAN DE CHOQUE PARA RECUPERAR LA VEGA BAJA

Junto a las actuaciones urgentes, el Consell pondrá en marcha un "plan de choque" para la recuperación de la Vega Baja y otras comarcas afectadas por el temporal. Contemplará tanto ayudas a particulares con viviendas o vehículos dañados --por destrucción total o parcial-- como a pequeñas y medianas empresas y autónomos. A través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) se establecerán préstamos "a interés cero" destinados a autónomos y microempresas.

También habrá subvenciones para las comunidades de regantes, entidades de riego y explotaciones agrícolas, ganaderas y apícolas, con el objetivo de que puedan recuperar los cultivos, instalaciones o ganado. Los daños tendrán que superar el 30% de su producción, de acuerdo a los criterios establecidos por la Unión Europea. Habrá módulos específicos para algarrobos, almendros, cítricos, frutales, olivos, vides y palmeras datileras.

Paralelamente, la Generalitat lanzar un programa de empleo extraordinario dirigido a desempleados para realizar obras o servicios de interés general o social en los municipios afectados. También instalará oficinas comarcales de gestión y atención a los damnificados.

Todas estas actuaciones se aprobarán durante las próximas semanas, en función de la complejidad y de los procesos administrativos. Oltra ha recordado al respecto que en algunos puntos el agua no ha bajado del todo, por lo que allí todavía se desconocen los daños globales. "Todo tiene que ir a su tiempo, pero vamos a buen ritmo", ha aseverado.

DECLARACIÓN DE ZONA AFECTADA

Al margen de las ayudas, el Consell insta al Gobierno a la declaración de las localidades afectadas como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil --la denominación técnica de 'zona catastrófica-- y la tramitación de subvenciones estatales, junto a la activación del fondo de solidaridad de la UE para catástrofes naturales graves.

Contador