Cultura.- La compañía Teatre Micalet abandona la gestión de la sala ante su situación de "ahogamiento" económico

Photographer: Albert Fuentes Photo
PHOTOGRAPHER: ALBERT FUENTES PHOTO
Actualizado 27/04/2011 17:46:46 CET

Tras 16 años al frente del recinto se despide con el "humor negro" de 'Frank V', una comedia musical sobre el dinero y la corrupción

VALENCIA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La compañía Teatre Micalet abandona la gestión de la sala que inauguró con su mismo nombre en 1995 ante la situación de "ahogamiento" económico a la que se ha visto abocada durante los últimos años, en los que los sucesivos convenios con Teatres de la Generalitat han ido reduciendo la subvención que le otorgaban, "sobre todo" desde que Inamuculada Gil-Lázaro está al frente, han subrayado. De hecho, aun se les adeuda la ayuda de 70.000 euros correspondiente a 2010.

Así lo han anunciado este miércoles dos los fundadores de la compañía Joan Peris y Pilar Almería, quienes han lamentado que con su marcha "desaparece la única sala con una línea en valenciano clara" y han criticado el "desastre de política cultural del Partido Popular", al cual han animado a "no votar" en las próximas elecciones del 22 de mayo.

Nacida hace 16 años como centro de producción y exhibición teatral con el objetivo de "dignificar la profesión" y crear una "compañía especial y estable con un teatro constante" ligada a una sala, Teatre Micalet deja este espacio escénico -situado en la calle Mestre Palau- al no poder hacer frente a los gastos que supone mantenerlo y al mismo tiempo desarrollar una línea de producción artística propia, ya que para todo, calculan que se necesitarían entre 120.000 y 150.000 euros anuales.

Después de sobrevivir durante siete años sin ayudas y alcanzar finalmente un convenio con Teatres de la Generalitat que esperaban que con el tiempo "iría a más", han visto como en los últimos años, "sobre todo" en la etapa de Gil-Lázaro, va "al revés". "No somos ni queremos ser una sala de programación, lo que queríamos es una compañía que hiciera teatro" pero con una subvención de 75.000 euros no se puede mantener la sala y a su vez trabajar como centro de producción que pueda crear y hacer obras de teatro, ha lamentado Peris.

En su opinión, "este teatro sin ayuda es imposible mantenerlo", ya que se trata de un "proyecto especial" en una línea en valenciano que busca "hacer cosas diferentes y arriesgadas" no limitadas a los monólogos sino con lo que supone contar con un reparto actoral. Así, pese a haber logrado un público fiel, con más de cien personas al día, Teatre Micalet se despedirá el 22 de mayo de la sala.

Según Laura Almería, esto es consecuencia de que aquí "no se entiende la cultura como un servicio público, como una biblioteca pública", ha ejemplificado. No obstante, ha aclarado que la compañía sigue y seguirá trabajando como tal, aunque sin llevar la dirección artística del teatro.

Para despedirse, la compañía ha elegido 'Frank V', un texto del autor suizo Friedrich Dürrenmatt sobre la banca privada que trata con "humor negro" que descubre que "detrás de su respetabilidad burguesa se esconde la corrupción, la delincuencia y la avaricia".

Una comedia musical, con canciones adaptadas la valenciano, que han considerado "muy apropiada" para dejar los escenarios del Micalet. Del 29 de abril y hasta el 22 de mayo, hasta 11 actores de la compañía se subirán a los escenarios del Micalet para sorprender al público con un montaje que va desde "animalada" hasta las "frases que aún se oyen hoy en día".