Actualizado 22/03/2009 16:47 CET

Cultura.- Quartell (Valencia) acoge una muestra que pretende concienciar sobre la importancia del patrimonio etnológico

VALENCIA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Quartell (Valencia) exhibirá desde el próximo miércoles, 25 de marzo, y hasta el 10 de mayo, la exposición fotográfica itinerante 'Pobles abandonats, Pobles en la memoria', producida por el Museu Valencià d'Etnologia de la Diputación de Valencia, que pretende concienciar al espectador sobre la importancia de proteger y conservar el patrimonio etnológico valenciano.

La exposición consta de ocho módulos en los que se explican los distintos motivos del abandono, como son la emigración rural, la la expulsión de los moriscos y la construcción de colonias agrícolas e industriales, según informó la corporación provincial en un comunicado.

Una escenografía complementaria recrea el ambiente de un pueblo abandonado junto a más de 2.200 fotografías. Completan la exposición tres vitrinas y aproximadamente unos 50 objetos de la vida cotidiana de las personas que vivían y trabajaban en estos lugares.

'Pobles abandonats, pobles en la memòria' surgió de una propuesta del periodista Agustí Hernàndez al Museu Valencià d'Etnologia, tras la publicación por el Consell Valencià de Cultura del libro 'Pobles abandonats. Els paisatges de l'oblit', que es el libro-catálogo de la exposición.

El comisario de la exposición, Agustí Hernández, explicó que "frente a un litoral densamente habitado, una gran parte del interior de la Comunitat Valenciana es un desierto humano" lo que se debe a que "quienes vivían alli decidieron emigrar".

Hernández aseguró que "polvo y silencio es la compañía que el asistente a la exposición encontrará en Vizcota, Bibioj, les Alberedes, l'Atzubieta, la Saranyana, Reduela o Tóvedas, entre muchas otras aldeas y masías valencianas". Pero indicó que no todos los pueblos se abandonaron por el éxodo, "otros lo fueron para construir embalses o por catástrofes naturales".