Publicado 03/07/2021 12:45CET

Detenidas cuatro personas durante la madrugada en Alicante por robo, atentado a autoridad y violencia de género

Archivo - Alicante.- Sucesos.- Detenido tras una persecución a un hombre que se fugó en un control al dar positivo en drogas
Archivo - Alicante.- Sucesos.- Detenido tras una persecución a un hombre que se fugó en un control al dar positivo en drogas - AYUNTAMIENTO DE ALICANTE - Archivo

ALICANTE, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Alicante, en coordinación con la Policía Nacional, ha detenido a cuatro personas esta madrugada por un delito de atentado a la autoridad, robo con fuerza en un establecimiento comercial, contra la seguridad vial y quebrantamiento de orden de alejamiento y violencia de género, respectivamente.

La primera intervención se ha realizado de manera coordinada y conjunta entre los agentes de la Policía Local y Policía Nacional, que han detenido a un hombre por su presunta participación en la comisión de un delito de robo con fuerza en un establecimiento comercial de venta de productos alimenticios ubicado en la calle del Maestro Alonso.

El detenido fracturó un cristal del escaparate comercial y, tras sustraer dinero en metálico, emprendió la huida. De inmediato se trasladaron varias patrullas de Policía Local y Nacional al lugar de los hechos y comenzaron una persecución, según ha informado el Ayuntamiento de Alicante en un comunicado.

El presunto autor del robo, al verse perseguido por los agentes, arrojó una bolsa donde llevaba el dinero sustraído e inició en ese momento una huida a pie, seguido por los agentes, que lograron alcanzarlo y detenerlo. Durante la persecución, el ahora detenido volcó varios contenedores de residuos en mitad de la vía, a fin de impedir el paso de los vehículos policiales y evitar así su detención.

Por tales hechos, los agentes procedieron a identificarlo tras ser informado de los motivos de su detención y de los derechos que le asisten por un presunto delito de robo con fuerza. El detenido fue trasladado a dependencias policiales.

ATENTADO A LA AUTORIDAD Y VIOLENCIA DE GÉNERO

Por otro lado, la Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes del Servicio Nocturno de la Policía Local ha intervenido durante la pasada noche en la Rambla con Portal de Elche tras ser requerida por una patrulla de Policía Nacional que había interceptado un vehículo cuyo conductor carecía de permiso de conducir.

Los agentes comprobaron que sobre esta persona recaía una orden de alejamiento con respecto a la mujer con la que viajaba en ese momento. Por tales hechos, el hombre ha sido detenido por la comisión de los delitos contra la seguridad vial y quebrantamiento de orden de alejamiento. La Unidad de Atestados de Policía Local ha instruido la carencia de autorización y la inspección de guardia de Policía Nacional, el quebrantamiento.

Paralelamente, sobre las 02.40 horas, los agentes han detenido a un hombre de 40 años acusado de un presunto delito de atentado a la autoridad, tras provocar daños después de propinar patadas a la persiana de un establecimiento de alimentación ubicado en la calle del Capitán Segarra.

Tres dotaciones de Policía Local acudieron al lugar. A su llegada, los agentes intentaron que el hombre depusiera su actitud agresiva, momento en el que esta persona agredió a uno de los policías. En todo momento mostró una actitud poco colaboradora y llegó a amenazar al funcionario policial.

Por tales hechos, se procedió a su detención, tras ser informado de sus derechos por un presunto delito de atentado a la autoridad y posteriormente trasladado a la comisaría para pasar a disposición judicial.

Finalmente, la Policía Local ha detenido sobre la 01.30 horas a un hombre de 29 años por su presunta implicación en un delito de violencia de género y doméstica. Los hechos han tenido lugar en la calle Llinares, cuando varios testigos alertaron a la Policía tras escuchar gritos y ruidos de cristales rotos procedentes de una vivienda.

Varias unidades policiales se desplazaron al lugar y recabaron información de diversos testigos. En la vivienda se encontraba una mujer y un niño de corta edad. Ante los evidentes indicios de un episodio violento, debido a que el inmueble presentaba desorden y habían cristales esparcidos por el suelo y muebles rotos, los agentes han detenido a este varón por un presunto delito de violencia de género y doméstica.

Contador