La Epsar financiaba la depuradora de Pinedo pero no controlaba la gestión económica de Emarsa, según un técnico

Enrique Albors En La Comisión De Investigación De Emarsa En Las Corts
EUROPA PRESS
Actualizado 24/04/2012 22:52:02 CET

VALENCIA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El actual gerente de la depuradora de Pinedo (Valencia) y extécnico de la empresa responsable de controlar la gestión de esta planta cuando era explotada por Emarsa, Enrique Albors, ha explicado se limitaba a supervisar el tratamiento de los lodos y no la gestión económica de la empresa encargada de la explotación de la instalación.

Así, ha indicado que la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) se encargaba de financiar la depuradora de Pinedo (Valencia) pero no de controlar --a través de la firma para la que trabajaba-- la empresa gestora de esta infraestructura.

Albors, que se ha pronunciado de esta manera en la última sesión de comparecencias de la comisión parlamentaria de Emarsa, ha explicado que trabajó "hasta hace unos meses" en la UTE encargada de controlar la gestión de la depuradora de Pinedo, integrada por las empresas Iva Leying e Incivsa. Al respecto, ha comentado que "es normal que en todos los que trabajamos en el mundillo del agua hemos pasado por todas las empresas --del sector-- en un momento dado".

Durante su intervención, ha explicado que el precio que se pagaba por los lodos era de 44 euros por tonelada y ha justificado que se trata de un precio "ponderado"; es decir una media del precio de los lodos según su destino.

Albors ha considerado que se trata de un precio "razonable" a pesar de que en la actualidad, según ha dicho, sea de 18,5 euros el precio para lodos de uso agrícola, 50 en los lodos industriales y 120 para lodos tóxicos. En este sentido, el grupo socialista ha apuntado que la mayor parte de lodos tratados son para uso agrícola.

A preguntas de la oposición, Albors ha remarcado que la Epsar "sólo controla" que el dinero con que la Epsar financia la depuradora "cumpla con lo previsto". Es decir, que la cantidad que se dedica al tratamiento de los lodos y el mantenimiento de la planta "está bien empleado". Si la empresa explotadora "quiere endeudarse en 1.000 millones, la Epsar y nosotros como controlador, no tiene nada que decir", ha insistido.

En este sentido, ha remarcado que como controladores de la empresa explotadora de la planta de Pinedo "comprobamos que el dinero que la Epsar destina a la depuradora para tratar aguas está bien utilizado. Todos nos preguntamos qué pasó con el dinero porque nuestro cometido era comprobar que la depuradora funcionaba en los márgenes pactados por la Epsar".

En opinión de la portavoz del PSPV en la comisión, Carmen Martínez, con esta intervención de Albors "esta quedando claro que en esta comunidad, nadie está controlando nada en las depuradoras". La parlamentaria socialista ha mostrado su "preocupación" por este asunto y asegurado que se "inflaba" el precio del lodo tratado.

EMSHI

Por otro lado, ha comparecido el secretario general de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), José Antonio Martínez Beltrán, ha explicado a petición de la oposición que Epsar y Emarsa firmaron unos convenios --en 2002 y 2004-- para pagar las obras y la gestión de la depuradora sin contar con la presencia de representantes de la Emshi, a pesar de que era un requerimiento necesario para darle validez a dichos acuerdos. No obstante, ha apuntado que, a pesar de la ausencia de los técnicos de la Emshi, los convenios estaban firmados por el presidente de esta entidad.

El último compareciente de la comisión ha sido el interventor de la Emshi, Francisco Pastor, ha explicado, en la línea del responsable anterior, que para el Emshi no existían esos convenios porque "no los había firmado".

"NO HA CUMPLIDO LAS EXPECTATIVAS

En la última sesión de comparecencias, en opinión de la oposición, la comisión de investigación, "no ha cumplido las expectativas" para conocer qué mecanismos han fallado en el control de Emarsa y han provocado el agujero económico, así como averiguar quiénes han sido los responsables políticos de esta situación.

Por ello, han remarcado, como en el resto de días de comparecencias, que esta comisión es un "paripé", donde no han comparecido, tal y como solicitaban, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, o el presidente de las Corts, Juan Cotino, por su etapa al frente de la Conselleria de Medio Ambiente. Incluso, el exgerente de la EPSAR, José Juan Morenilla, citado para declarar, ha rechazado asistir a la comisión tras su imputación en el caso Emarsa.

Por su parte, la portavoz del PP en la comisión, Alicia de Miguel, ha rechazado que esta comisión haya sido un "paripé" y ha recordado que su convocatoria responde al interés del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, secundado por el apoyo del grupo 'popular' en la Cámara.

La comisión se suspende hasta el día 4 de mayo, cuando se debata la ponencia de la comisión. Dos días antes se reunirán los responsables de esta ponencia para su elaboración.