Publicado 15/12/2021 10:43CET

Expertos advierten de que recibir excesivos regalos puede perjudicar la creatividad e imaginación de los niños

Archivo - Niños con numerosos regalos
Archivo - Niños con numerosos regalos - PIXELFIT - Archivo

ALICANTE, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Expertos de la unidad de psicología y medicina de la salud del Hospital Vithas Medimar sostienen que recibir un número excesivo de regalos puede perjudicar la creatividad e imaginación de los niños, así como influir en su comportamiento. Una situación que se conoce en el ámbito psicológico como el síndrome del niño 'hiperregalado'.

Según varios estudios, España es uno de los países de la Unión Europea que más gasta en la compra de regalos navideños, muchos de estos están destinados a los más pequeños de la casa.

"El cerebro de los niños no está preparado para procesar el elevado estímulo que le produce recibir abundantes regalos y procesar el significado de tanta información al mismo tiempo, por lo que puede desarrollar apatía por los mismos y no prestar atención a su utilidad", ha explicado la psicóloga infantil Marina García, de PsicoActúa, en un comunicado.

Del mismo modo, ha agregado que "al recibir muchos regalos, el cerebro del niño disminuye el espacio destinado a la creación y creatividad, ya que se ve inmerso en un cúmulo de juegos y juguetes que provocan que no tenga que desarrollar su propio entretenimiento".

El sentimiento de culpa que se produce en aquellas familias que no disponen del tiempo que les gustaría para compartir con sus hijos, o en aquellos casos en los que se les quiere reforzar positivamente con regalos o compensar determinadas circunstancias difíciles, hace que se tienda a comprar más obsequios, precisamente con ese fin de consolación.

No obstante, García ha recordado que "no existe ningún estudio que correlacione la cantidad de cosas materiales con el estado de ánimo, ni en niños, ni tampoco en adultos".

"La consecuencia para los niños hiperregalados es nefasta, ya que el no dotar de valor a las cosas por su tenencia en exceso, puede dar lugar a comportamientos caprichosos, consumistas, egoístas, e incluso perjudicar la faceta imaginativa del menor", ha añadido.

Asimismo, ha detallado que existen algunas herramientas que permiten evitar "pecar de excesivos, una de las más conocidas y que mejor funcionan es la regla de los cuatro regalos". "Es una regla bien sencilla, consiste en seleccionar sólo cuatro cosas, en función de estos cuatro principios: Algo que necesiten; algo que quieren; algo que ponerse; y algo que leer".

"En esta época del año conviene recordar estas cuatro reglas como ayuda en aquellos casos en lo que los padres, abuelos o amigos no saben qué regalar ni cuántos regalos son precisos", ha afirmado.

Por último, ha señalado que los niños "para ser felices necesitan, por encima del todo, sentirse queridos y aceptados incondicionalmente por sus padres. También sentirse escuchados, apoyados y con los límites adecuados les hace encontrarse seguros y protegidos".

"Para poder educar es necesario tener un buen vínculo con los hijos y ese vínculo nunca lo va crear un número elevado de regalos materiales", ha explicado la psicóloga.