Fiscalía archiva la denuncia por vertidos del Puerto de València a la red municipal tras haberse solucionado la emisión

Archivo - Vista aérea del Puerto de València
Archivo - Vista aérea del Puerto de València - APV - Archivo
Publicado: miércoles, 25 enero 2023 14:23

    VALÈNCIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía ha decretado el archivo de la denuncia que presentó el Ayuntamiento de València por vertidos del Puerto a la red municipal de saneamiento al no detectar indicios que justifiquen la continuación de la causa después de que el propio consistorio archivara el expediente tras constatar que la solución adoptada por la APV había sido "efectiva" y se habían solucionado los problemas de emisión de gases.

   La fiscal instructora concluye, de las actuaciones remitidas por el Ayuntamiento, que durante un tiempo de 2021 se realizaron vertidos desde el Puerto a la red municipal y que los análisis realizados en dos puntos de conexión se superaban los niveles permitidos de ácido sulfhídrico (H2S), entre otras sustancias. Estos resultados obligaron al desalojo en noviembre de 2021 del edificio de la Unidad de Análisis de Sanidad Animal de la Generalitat situado junto al Puente de Astilleros ante la toxicidad de este gas.

   Asimismo, recoge que la APV adoptó medidas para que esta situación "no se diera de nuevo", aunque Fiscalía señala que el Ayuntamiento aportó documentación de "nuevas infracciones con posterioridad a estas medidas", lo que revela que durante un tiempo fueron "insuficientes o inadecuadas".

   Por ello, el 28 de junio el Ayuntamiento ordenó a la APV "el cese inmediato" del vertido a la red municipal. Ante ella, la entidad presentó alegaciones pidiendo que se anulara o revocara dicha resolución. El informe municipal advertía de que las mediciones revelaban picos de este ácido que "incumplían la normativa vigente".

   Al respecto, aclaraba que se trataba de emanaciones "puntuales y esporádicas sin continuidad", pero que cuando se producían generaban "molestias" y podrían llegar a ser peligrosas. No obstante, el informe técnico reconocía que "no se podía determinan si tenían un origen estructural o eran producto de la falta de vigilancia o de aplicación de medidas adecuadas". También admitía que la APV "desde un primer momento respondió a los requerimientos" y realizó medidas correctoras para eliminar este sustancia aunque "sin conseguirlo plenamente".

   El pasado 20 de diciembre el Ayuntamiento remitió a Fiscalía su última resolución en la que se dejaba sin efecto el cese de vertido tras haber constatado que los últimos análisis en la que detectaron mediciones superiores a los niveles permitidos en el punto del Paseo de Cantarranas fue el 21 de junio de 2022 y en la calle Espolón el 17 de agosto.

   Así, el Ayuntamiento acordó archivar el expediente, aunque instaba a la APV a que "adopte medidas correctoras oportunas a efectos de otros parámetros de los vertidos, como la conductividad o los Cloruros, que siguen incumpliendo puntualmente la ordenanza de saneamiento". Fiscalía señala que de todo ello no se desprenden indicios que justifiquen la continuación de la causa ya que tampoco se ha advertido ni dolo ni imprudencia grave en la producción de los vertidos.

Contador