La Generalitat destinará 3,8 millones a "dignificar" los ambulatorios en pueblos en riesgo de despoblación

Puig atiende a los periodistas en Morella
GVA
Actualizado 05/01/2019 18:12:25 CET

CASTELLÓN, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 'president', Ximo Puig, ha avanzado este sábado que la Generalitat Valenciana destinará 3,8 millones de euros en un plan de mejora para "dignificar" las instalaciones de atención médica de titularidad municipal (los ambulatorios) en localidades con riesgo de despoblación.

Puig ha realizado este anuncio durante su visita a la residencia de personas mayores San Juan Bautista de Morella (Castellón) y a los trabajos del centro de salud del municipio.

El objetivo del plan es garantizar unas instalaciones adecuadas para las personas que tienen un problema de salud en todo el territorio de la Comunitat Valenciana, independientemente de las circunstancias demográficas.

Se trata de "superar la discriminación o dualidad con el grave problema de la despoblación en las comarcas y en el conjunto de la Comunitat, que pierde una parte fundamental de su esencia", como ha reivindicado el jefe del Consell. Es uno de los ejes de la Agenda Valenciana Antidespoblación (Avant) por parte de la Conselleria de Sanidad.

En total, el programa prevé tres convocatorias de ayudas: una ya está adjudicada, para la mejora de los consultorios auxiliares de 46 municipios del interior, y durante este mes de enero se pondrán en marcha las otras dos líneas. Desde Presidencia recuerdan que anteriormente solo se llevó a cabo una convocatoria en esta materia en 2011.

NUEVA SAMU 24H PARA MORELLA

Paralelamente, Puig ha adelantado que el próximo martes 15 de enero se pondrá en marcha una ambulancia del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) para atender a las localidades de la comarca castellonense de Els Ports-Maestrat. Esta unidad se suma a la que se puso en funcionamiento a principios de 2019 en Vilafranca del Maestrat (Castellón).

Desde el Ayuntamiento de Morella destacan que el servicio de SAMU durante las 24 horas es una "reivindicación histórica" que reclamaba la ciudad por la distancia a la que se encuentran los hospitales, con el objetivo de disponer de unos servicios sanitarios "dignos" y un tiempo de respuesta aceptable ante urgencias.

En la visita, Puig ha estado acompañado por la directora general de Eficiencia y Régimen Económico, Carmelina Pla, y el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, que ha recordado que "incomprensiblemente se quitó este servicio hace años" y ha defendido la importancia de una atención completa desde Morella, pues "supone salvar vidas".

"La zona dels Ports tiene un registro de incidencias más reducido que otras zonas debido a tener menos población, pero los derechos de las personas que vivimos deben ser los mismos", ha reivindicado el primer edil.

Los tres han visitado las obras del centro de salud de Morella que comenzaron el pasado 17 de diciembre y consisten en una mejora del centro, característico por estar enmarcado en la antigua iglesia de Sant Miquel. La accesibilidad al edificio, la mejora en el servicio y la incorporación de radiología son las principales características de esta actuación.

También se han reunido con la dirección de la residencia de la tercera edad para apoyar este servicio básico para los vecinos de Morella, ya que junto al centro de día son las instalaciones dedicadas a cuidar y atender a las personas mayores.

Contador