Publicado 17/08/2022 11:46

El incendio de Bejís ha calcinado ya en torno a 4.000 hectáreas en un perímetro de 50 kilómetros

Incendio forestal en Bejís (Castellón)
Incendio forestal en Bejís (Castellón) - GVA 112

VALÈNCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El incendio de Bejís (Castellón) ha calcinado ya en torno a 4.000 hectáreas en un perímetro de 50 kilómetros y ha comenzado a afectar al término municipal de Alcublas, en la provincia de Valencia.

Así lo ha indicado el president de la Generalitat, Ximo Puig, en atención a los medios tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi) esta mañana en la sede del 112 en l'Eliana, donde también ha informado que el incendio de Vall d'Ebo alcanza ya a 11.500 hectáreas en un ratio de 80 kilómetros.

El president ha señalado que entre los dos fuegos se han desalojado ya a 2.000 personas y que en torno a 100 personas han pernoctado en los albergues que ha dispuesto Cruz Roja en Alcublas, Muro de Alcoy, Pego y Viver.

Se da la circunstancia de que muchas de las personas desalojadas son veraneantes y que han podido volver a su residencia habitual. Así, Puig ha señalado que los albergues tienen capacidad para acoger a más gente en caso de que hubiera nuevos desalojos.

En cuanto a Bejís, el president ha señalado que la meteorología durante la mañana está siendo "muy negativa" y ha lamentado el cambio de viento repentino de esta madrugada, que ha desplazado el fuego hacia Sacañet y ha obligado a desalojar esta localidad, algo que no estaba previsto.

Según Puig, se espera que estos cambios de viento "dinámicos" que se están produciendo dejen paso esta tarde a lluvias y tormentas que "ayudarían de manera muy efectiva a la situación" ya que ayudaría, al menos, a estabilizar el fuego.

Sin embargo, el president ha alertado de que se prevé que estas precipitaciones sean intensas y cabe la posibilidad de que sean torrenciales y localizadas, lo que podría generar problemas de inundaciones en el litoral.

En estos momentos, sin embargo, la atención está puesta en el fuego de Bejís, que avanza hacia la zona del Ragudo y se teme que pueda afectar a la autovía que conecta la zona con Aragón, la A-23. Sin embargo, por el momento parece no haber "ninguna afección directa", aunque se mantienen "pendientes" de la evolución.

50 MEDIOS AÉREOS

Puig también espera que durante esta jornada los medios aéreos puedan trabajar "con fuerza" y se vean menos afectados por el humo, que generó "grandes dificultades" y "peligrosidad" ayer para los pilotos. En estos momentos, hay 50 medios aéreos trabajando en ambos incendios: en torno a 30 en Bejís y 20 en Vall d'Ebo. La vista está puesta en proteger los cascos urbanos para que no haya nuevos desalojos.

Puig ha agradecido al Gobierno de España su apoyo y ha indicado que el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, visitará hoy la zona, y ha comentado que ha recibido llamadas de los presidentes de Aragón, Castilla-La Mancha y Cataluña para interesarse por la situación.

Más información