La jueza que investiga la visita del Papa aplaza las declaraciones para practicar antes periciales y testificales

Francisco Camps y Juan Cotino
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Publicado 08/01/2019 13:53:23CET

VALÈNCIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La jueza del Juzgado de Instrucción número 5 de València, que investiga desde 2016 presuntas irregularidades en las contrataciones de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF) para la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad, ha aplazado las declaraciones previstas de investigados en la causa, entre ellas la del expresidente de la Generalitat Francisco Camps y del exvicepresidente del Consell y entonces conseller de Agricultura, Juan Cotino, tras la petición de las defensa de la práctica de pruebas periciales y testificales así como la incorporación de determinados documentos al procedimiento.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión de la instructora, que comenzaba el próximo 16 de enero la ronda de declaraciones de investigados --hay un total de ocho en la causa-- con la de monseñor Esteban Escudero, obispo auxiliar y presidente de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF). El 6 de febrero Juan Cotino y un día después Camps y el exvicepresidente Víctor Campos concluían las comparecencias.

No obstante, a petición de defensas, se han aplazado sin fecha las declaraciones ante la solicitud de nuevas pruebas periciales y testificales, entre ellas, la del inspector jefe de la UDEF; de dos testigos y para que se remita oficio con petición a la Generalitat de contratos con la FVEMF para su incorporación al procedimiento, según han indicado las mismas fuentes.

Según consta en la providencia a la que ha tenido acceso Europa Press, Camps y Campos serán quienes cierren la ronda de declaraciones como investigados, ya que su comparecencia se ha fijado para el 7 de febrero a las 9 horas. Un día antes, declarará Juan Cotino.

Además de los anteriores, figuran como investigados en el procedimiento, el representante legal de la fundación, Francisco Javier Giménez; el secretario del Arzobispado, Antonio Corbí; Enrique Pérez Boada, comisionado de la visita de Benedicto XVI, y Henar Molinero, secretaria general de la fundación.

La jueza abrió en 2016 esta causa por delitos de prevaricación, malversación y falsedad por supuestas irregularidades en las adjudicaciones por parte de la fundación que organizó la visita del papa Benedicto XVI a València en julio de 2006. El origen fue la pieza separada del caso Gürtel remitida a València por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

En concreto, se investiga si esas adjudicaciones se realizaron sin respetar las normas generales de contratación, sin concurso ni concurrencia pública. En febrero del pasado año se acordó la consideración de investigados de Camps y el resto de ex altos cargos, si bien hasta noviembre no se fijó la fecha de su declaración, que ahora se pospone.

Según se informó en su día por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), estas diligencias se unió una pieza separada desgajada del caso Vaersa, que se investigaba en Instrucción 15, por lo que también se informó que serían llamados a declarar como investigados dos exdirectores de Vaersa Enrique Simón y Felipe Espinosa Bolaños.

La magistrada había requerido informes periciales a varios organismos y documentación a empresas y administraciones, y acordó citar a los investigados una vez hubiera recibido y estudiado los informes y documentación recibida, y tras oír a los testigos.

Contador