Libertad con cargos para los tres detenidos por la pelea entre aficionados del Hércules y del Castellón

Identificados en la pelea entre aficionados del Hércules y el Castellón
POLICÍA LOCAL ALICANTE
Actualizado 13/11/2018 14:41:36 CET

ALICANTE, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

 El juzgado de Instrucción número 9 de Alicante, en funciones de guardia, ha decretado este martes libertad con cargos para los tres detenidos por la pelea multitudinaria entre aficionados del Hércules y del Castellón, ocurrida este pasado domingo y en la que dos agentes de la Policía Local de Alicante tuvieron que efectuar hasta 15 disparos disuasorios para separar a los dos grupos.

   Los tres detenidos han pasado a disposición judicial y se ha decretado libertad con cargos y, de conformidad con el criterio del ministerio fiscal, no se han acordado medidas cautelares para ninguno de los tres, que están investigados por los delitos de riña tumultuaria y lesiones, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

   El juzgado continua practicando diligencias para identificar a otros participantes en la pelea o perjudicados por la misma.

   Según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, los dos aficionados del Castellón arrestados se han acogido a su derecho a no declarar, mientras que el aficionado del Hércules ha alegado que no forma parte de ninguna peña radical, que pasaba por allí en el momento de los hechos y que terminó inconsciente en el suelo.

   Los hechos se produjeron en las inmediaciones del estadio Rico Pérez de Alicante sobre las 15.00 horas del domingo, tres horas antes del inicio del partido y se saldaron con 55 identificados, siete heridos y los tres detenidos.

AUTOBÚS

   Fuentes policiales han precisado a Europa Press que la pelea no se produjo por una quedada concertada entre peñas ultras, sino que radicales violentos del Castellón, que viajaron en autobús con identificaciones falsas alegando que iban a otro evento deportivo,  sorprendieron a los del Hércules en un bar.

   Según las fuentes consultadas, los aficionados que entraron al campo viajaban en dos autobuses, mientras que los que lo hacían en ese tercer autobús contrataron el servicio a través de un DNI falso y alegaron que se iban a desplazar a la capital alicantina a un evento deportivo celebrado en las piscinas municipales.

   Una vez que llegaron a Alicante fueron en dirección a un bar frecuentado por seguidores radicales alicantinos y, una vez se encontraron ambos grupos, comenzaron a increparse.

   La Policía requisó un total de 10 palos, dos bengalas y un protector bucal el pasado domingo. El conductor de ese autobús ha declarado que en ningún momento subieron los palos requisados al vehículo, por lo que las pesquisas apuntan a que existe la posibilidad de que estos radicales se utilizara un coche de apoyo para su transporte.

Contador