7 de abril de 2020
 
Actualizado 17/02/2020 11:58:54 +00:00 CET

Una densa niebla cubre el litoral de la Comunitat y obliga a cancelar cinco vuelos y cerrar el Puerto de València

La Comunitta Valenciana amanece con una densa niebla
La Comunitta Valenciana amanece con una densa niebla - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una capa de niebla densa ha cubierto en la mañana de este lunes el litoral de Comunitat Valenciana y ha obligado por la baja visibilidad a cerrar el Puerto de València durante una hora y media, entre las 7.10 y las 8.47 horas, y a desviar cinco vuelos, tres del aeropuerto de València y dos del de Alicante.

   Así, el litoral de la Comunitat Valenciana ha amanecido este lunes con niebla de un origen marítimo, de 200 metros de espesor, que sobre las 9.00 horas solo permitía una visibilidad horizontal de 100 a 200 metros, según Aemet.

   No obstante, sobre las 11.00 horas ya había levantado la niebla en los tres aeropuertos y en la base de Bétera y la visibilidad horizontal era de más de 10 km en el aeropuerto de València, 8 km en el de Alicante-Elche y 6 km en el de Castellón.

   La niebla ha penetrado desde las 4.00 por el litoral del golfo de Valencia unas decenas de kilómetros avanzando por toda la llanura prelitoral hasta el circuito de Valencia abarcando gran parte de l'Horta y el Camp de Turia.

   Por su parte, en Alicante la niebla permanecía desde última hora de ayer y que ha persistido toda la madrugada y a primera hora de la mañana la visibilidad en el observatorio de Alicante es de 100 metros y en el aeropuerto de Alicante-Elche de 200 metros.

   Las nieblas de origen marítimo son las más frecuentes en el litoral valenciano y se suelen formar en invierno o al principio de la primavera y para que se formen se necesitan estabilidad, dorsal anticiclónica, inversión térmica y diferencia de temperatura aire/mar.

    Así, Aemet ha explicado que a través del sondeo previsto para el aeropuerto de València, se ha visto lo somera que es la inversión térmica, muy pegada al suelo, de unos 200 metros de espesor. En esta capa queda confinada la niebla, por encima de 300 metros el cielo está despejado y la niebla queda por debajo.

INVERSIÓN TÉRMICA

   Esta inversión térmica supone que la temperatura aumenta con la altitud, en vez de disminuir. De este modo, a 74 metros la previsión es 7.4 ºC mientras que a 200 metros más arriba la previsión es 15.5 ºC. Entre esos dos niveles, superficie y 300 metros, ha quedado confinada la capa de niebla. De hecho, hay que subir casi hasta 3.000 metros de altitud para encontrar la misma temperatura que junto al suelo.

   Este fenómeno se produce cuando hay estabilidad y el aire se desliza lentamente sobre la superficie del mar. El mar en estas fechas está frío, a unos 14,5 ºC. Al deslizarse el aire sobre el mar se va enfriando por la base y se va cargando de humedad.

   Así, con el paso de las horas y los días, tenemos una masa de aire fría y húmeda sobre la superficie del mar con un espesor de unos pocos cientos de metros. Por encima de ese aire frío y húmedo, persiste el aire cálido que no "ha sentido el contacto" con el mar frío.

   La frontera entre la capa fría y húmeda inferior, de unos pocos cientos de metros, y la cálida y seca superior, realmente supone una "tapadera" para que el aire junto al suelo se propague hacia capas más altas, con lo que la niebla, cuando se forma, queda atrapada junto al suelo, según aclaran desde Aemet.

   Cuando la capa de inversión es espesa, con una profundidad superior a 1000 metros, la niebla persiste durante horas o incluso días, sin llegar a levantar, mientras que cuando la capa de inversión es somera como hoy, con apenas 300 m de espesor, la niebla levanta antes, comenzando por los bordes.

Para leer más