Mikel Santiago: "Necesito que mis libros sean superadictivos"

Mikel Santiago publica 'La isla de las últimas voces'
INSTAGRAM MIKEL SANTIAGO
Publicado 15/12/2018 12:14:37CET

VALÈNCIA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El escritor Mikel Santiago asegura que el "principal objetivo" de sus novelas es que "el lector vuele sobre las páginas" y "tenga ganas de volver a casa a reecontrarse con el libro". "Estoy compitiendo con Netflix, con el Candy Crash... y necesito que mis libros sean superadictivos. Lo siguiente será decirle a la editorial que impregne las páginas con cafeína", ha bromeado.

Así lo ha aseverado el autor en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la presentación en València de su último trabajo, 'La isla de las últimas voces' (Ediciones B).

En esta ocasión, Santiago plantea la acción en una isla perdida en el mar del Norte, donde, tras un temporal, casi todos los habitantes han huido en el último ferry y no quedan en la isla más de cincuenta personas, entre ellas una mujer española, Carmen, que trabaja en el pequeño hotel local, y un puñado de pescadores. Serán ellos quienes encuentren un misterioso contenedor metálico junto a los acantilados.

El escritor recuerda que esta es su cuarta novela prácticamente en cuatro años y todas "tienen un hilo conductor, el thriller psicológico en el que lo más importante es lo que ocurre dentro de la cabeza de los personajes".

UN MUNDO CERRADO

El mundo cerrado que protagoniza 'La isla de las últimas voces' --y que tiene reminiscencias de 'El señor de las moscas', 'Perdidos' o 'La cúpula', entre otros-- le ha servido a Mikel Santiago, según señala, para hacerse preguntas por la sociedad real, por los mecanismos que hacen que alguien se convierta en héroe o que otro se comporte como un cobarde.

Así que, aunque el elemento central de la obra es el suspense, "no está de más que una novela plantee interrogantes y que el lector intente responderlos", subraya.

El autor tiene ya en la cabeza ideas para sus próximos proyectos y avanza su intención de ambientar una novela en el País Vasco, Sobre la posibilidad de utilizar Valencia como escenario, comenta: "Igual le hago un pequeño homenaje, pero busco un lugar que sea más húmedo y oscuro".

Mikel Santiago (Vizcaya, 1975) es autor también de 'La última noche en Tremore Beach', 'El mal camino' y 'El extraño verano de Tom Harvey'.