Publicado 31/01/2014 12:58CET

La Policía detiene a una empresaria tras descubrir cuatro talleres clandestinos de calzado

Taller clandestino de calzado
GVA

ALICANTE, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía de la Generalitat, con sede en la Comisaría de Elche (Alicante), ha detenido a una empresaria tras localizar cuatro talleres clandestinos de fabricación de calzado que se encontraban en los bajos y garajes de dos viviendas de Cox y en dos naves-locales de una antigua fábrica de calzado situada en la comarca alicantina del Baix Vinalopó.

En uno de los locales-nave, los agentes pudieron comprobar y descubrir como trabajaban, sin contrato laboral y en unas condiciones laborales e higiénico-sanitarias "deplorables", un total de nueve personas, por lo que detuvo a la empresaria como presunta autora de un delito contra los derechos de los trabajadores. Igualmente, se arrestó a uno de los trabajadores al tener en vigor una orden de expulsión del territorio español en aplicación de la Ley de Extranjería.

En total, en las comarcas del Baix Segura y Baix Vinalopó los agentes han localizado a 14 trabajadores que no tenían suscrito ni firmado contrato laboral alguno, así como no estaban dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Asimismo, en la inspecciones se pudo comprobar como los trabajadores presuntamente utilizaban productos químicos para la fabricación y pegado del calzado, todos ellos "altamente tóxicos e inflamables", sin las "más mínimas" medidas higiénico-sanitarias, además de carecer los locales de los medios necesarios para la ventilación y expulsión de gases.

La Policía de la Generalitat ha tomado declaración a los empleados y ha levantado actas-boletines de denuncia por carecer de licencia para ejercer esa actividad, seguro obligatorio, medidas de emergencia y por la tenencia y manipulación de productos químicos sin las necesarias medidas de protección, ni contar con la oportuna y necesaria gestión por parte de una empresa de recogida de residuos y sustancias contaminantes homologada por la Generalitat.

Asimismo, han realizado las diligencias de las que han dado cuenta a la autoridad judicial competente de Elche y de las detenciones, tanto de la empresaria como del trabajador con orden de expulsión, así como de todo lo actuado en las inspecciones realizadas.