Las posturas que los fisioterapeutas recomiendan para evitar lesiones con la lactancia materna

Archivo - Mujer da el pecho a su bebé
Archivo - Mujer da el pecho a su bebé - VINALOPÓ SALUD - Archivo
Publicado: miércoles, 11 enero 2023 12:19

VALÈNCIA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana (ICOFCV) recomienda adoptar una postura ergonómica para que las madres eviten lesiones con la lactancia materna.

Un 47% de las madres españolas se deciden por la lactancia natural para alimentar a sus bebés en sus primeros meses de vida. De ellas, el 29% lo hace exclusivamente con lactancia materna. Es una cifra "baja" con respecto a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que aconseja que todas las madres que puedan amamanten a sus hijos, al menos hasta los seis meses de vida, ha indicado la entidad en un comunicado.

Los beneficios de la lactancia materna son "enormes", tanto para la madre como para los bebés, han indicado las mismas fuentes. Aparte de la conexión y el vínculo que se establece entre ambos, la leche materna proporciona nutrientes e inmuniza frente a numerosas enfermedades a los lactantes y reduce significativamente sus visitas a las urgencias hospitalarias. Para las madres, supone una importante protección contra algunos tipos de cáncer (mama, útero) y enfermedades cardiovasculares.

El ICOFCV dedica su primer videoconsejo del año 2023 a explicar a las madres cuáles son las pautas a seguir para estar cómodas y evitar posibles lesiones durante el amamantamiento. "Dar de mamar no tiene por qué ser doloroso, aunque no siempre es fácil: las sesiones son largas y es muy importante tener la postura ergonómica adecuada para evitar posibles dolores musculares o, incluso, lesiones. Una de las zonas de mayor riesgo es la espalda", ha apuntado.

Para conseguir una adecuada subida de leche que permita mantener la lactancia desde el principio hay que iniciarla de forma precoz, nada más dar a luz. Las tomas deben ser frecuentes y sin límite de tiempo, adelantándose al llanto del bebé, de forma que este no se ponga nervioso y trague aire, han señalado.

Las posturas recomendadas son, por un lado, sentada, con la espalda reposada completamente y los pies apoyados; o tumbada de lado, apoyando la cabeza en una almohada; de esta forma, la madre solo tendrá que sujetar la espalda del bebé.

Para conseguir una buena alineación/succión, se debe hacer coincidir la nariz del bebé con el pezón. Así se logra una extensión de la cabeza que facilita el vacío para la succión y la deglución. El bebé abre la boca introduciendo en su interior el pezón y parte de la areola.

Los labios del pequeño deben estar evertidos (vueltos hacia fuera), sobre todo el labio inferior doblado hacia abajo y la nariz y mentón pegados al pecho de la madre.

Contador