Publicado 23/06/2020 15:38:09 +02:00CET

Las Promotoras de Valencia proponen un plan de acceso a la primera vivienda y fomentar la rehabilitación tras la COVID19

Interior de una vivienda de una promoción de Habitat Inmobiliaria
Interior de una vivienda de una promoción de Habitat Inmobiliaria - HABITAT INMOBILIARIA - Archivo

VALÈNCIA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las Promotoras de Valencia (APROVA), integrantes de la Federación de Promotoras de la Comunitat Valenciana, defienden el papel de la industria de la vivienda como "actor fundamental en la reconstrucción" tras la crisis provocada por la Covid-19 y para ello, proponen un plan de acceso a la primera vivienda, así como el fomento de la rehabilitación y la regeneración urbana.

Desde Aprova defienden que el sector inmobiliario es un "sector tractor de la economía con una potente capacidad para crear empleo y riqueza no sólo directamente, sino indirectamente".

Por su naturaleza, la construcción es una actividad en la que intervienen numerosos agentes en las tareas de promoción, financiación, comercialización, producción, elaboración de proyectos y dirección facultativa y ejecutiva de la obra, controles de calidad y seguridad, suministro de materiales, instalaciones y acabados. "Esto se traduce en un gran volumen de actividad y empleo", subraya la entidad en un comunicado.

En este sentido, Aprova asegura que la inversión en la construcción (edificación y obra civil) impulsa tanto la inversión del propio sector (efecto directo) como la de otros sectores relacionados (efecto indirecto). Según la organización, "una unidad de inversión en el sector de la construcción genera 3,44 unidades finales de inversión total en la economía".

Por otro lado, el incremento de un 1% en la inversión residencial (número de viviendas iniciadas), supone un crecimiento en el ritmo expansivo del PIB real entre un 0,12 y un 0,15% de forma inmediata. Además, impulsa la demanda interna a través del "efecto renta", derivado de la generación de producción y empleo que induce, y del "efecto riqueza", asociado al valor de la producción del sector como bienes de capital.

15.000 PRIMERAS VIVIENDAS

Aprova plantea un plan que impulse el acceso a la primera vivienda con la cobertura (aval) de la Generalitat de la parte del préstamo hipotecario por importe desde el 80% al 100%. El objetivo es incentivar la compra de 15.000 viviendas, entre menores de 35 años o familias numerosas sin límite de edad para adquisición de primera vivienda de nueva construcción.

Actualmente, la falta de ahorros de los jóvenes determina las posibilidades de acceso a una primera vivienda en propiedad. Esto no significa que este colectivo carezca de capacidad de pago, sino que no dispone de los ahorros necesarios para hacer frente a los gastos iniciales implicados en la compra de una vivienda nueva.

Esta situación hace que este colectivo se decante por el alquiler como medida provisional para independizarse, a pesar de que, según las encuestas, su deseo real es acceder a una vivienda en propiedad.

Según Aprova, el impacto de la construcción de 15.000 viviendas en la Comunitat Valenciana para atender las necesidades de vivienda supondría la creación de 36.000 empleos y la recaudación de 690 millones de euros para las arcas públicas.

En cuanto al riesgo que asumiría la Administración con esta medida, los promotores valencianos defienden que "no es equiparable a los beneficios sociales y económicos que se plantean".

En una hipótesis de aproximación, para las 15.000 viviendas propuestas con un precio medio de 180.000 euros, un 'default' o impago desde el inicio y con la ratio más alta desde que existen registros, el coste que asumiría la Generalitat podría alcanzar los 34 millones de euros en un escenario extremo: (180.000€ x 0.20 importe avalado).

UN 10% DE VIVIENDAS EN "ESTADO RUINOSO"

Los objetivos marcados por Europa en materia de cambio climático y eficiencia energética y la situación del parque de edificios hacen necesario un "serio y decisivo" impulso de la rehabilitación de edificios, con el objetivo de mejorar su eficiencia energética, sus condiciones de accesibilidad y su estado de conservación, defienden también los promotores valencianos, añaden desde Aprova.

La rehabilitación de vivienda, aunque en volumen de proyectos es mucho menor que la construcción de vivienda nueva, puede tener un impacto importante en la economía y en la mejora tanto de habitabilidad como medioambiental de las viviendas. Además, la calidad de vida de la ciudad implica reducir el impacto medioambiental y planificar adecuadamente el crecimiento urbano, indicen.

El estado del parque de viviendas de la Comunitat Valenciana es bueno en su mayoría, sin embargo el 10% se encuentra en estado ruinoso, malo o deficiente. Esto implica que más de 315.000 viviendas podrían ser susceptibles de rehabilitación o reforma.

Contador

Para leer más