Un proyecto de Educación y la UPV llevará a las aulas valencianas realidad virtual y contenidos 3D

Actualizado 27/04/2010 17:02:35 CET

Un proyecto de Educación y la UPV llevará a las aulas valencianas realidad virtual y contenidos 3D

Innova

Actualizado 27/04/2010 17:02:35 CET

La experiencia piloto comienza en la asignatura Conocimiento del Medio de Primaria pero se extenderá también a FP y la Universidad

VALENCIA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los centros escolares valencianos van a contar con un proyecto pionero en España que introducirá por primera vez en el sistema educativo la tecnología de realidad aumentada, que consiste en mezclar la realidad física con la virtual. De esta manera, se podrán crear contenidos educativos curriculares en formato 3D, imágenes que posibilitan una mejor comprensión de materias como la anatomía, la naturaleza o la capacidad espacial y "libros mágicos" que transforman la información en papel en elementos tridimensionales.

El proyecto se llama 'Realidad al cubo' y ha sido desarrollado gracias a la colaboración de la Conselleria de Educación y del Grupo de Investigación Labhuman-I3BH de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Sus resultados fueron presentados hoy en una rueda de prensa a la que asistieron el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, el rector de la UPV, Juan Juliá, la directora general de Innovación Tecnológica Educativa, Sofía Bellés, y el director del grupo de investigación, Mariano Alcañiz.

Esta nueva tecnología se aplica de forma experimental en tercero y cuarto de Primaria en la asignatura Conocimiento del Medio, aunque la idea es que pueda extenderse en un futuro "a todos los niveles y las materias" y también a la Formación Profesional (FP), subrayó Font de Mora. Igualmente, los creadores de la herramienta están estudiando planes para aplicarla en el ámbito universitario, donde podría ser de gran utilidad en campos como la ingeniería o las matemáticas.

El uso de esta realidad virtual no precisa una gran infraestructura --basta con un ordenador y una webcam-- ni especiales conocimientos previos, puesto que su manejo es "intuitivo". En las aulas convivirá con las pizarras digitales que se están inslando progresivamente y en casa también será posible con los llamados "libros mágicos". Otra de las posibilidades que ofrece 'Realidad al cubo' es que los docentes elaboren sus propios contenidos.

Para estas aplicaciones se ha utilizado la base el programario libre Lliurex, "completamente consolidado" en el sistema valenciano, recalcó el conseller. De hecho, Font de Mora garantizó que los acuerdos que recientemente ha suscrito la Generalitat valenciana con Microsoft no van a interferir en el empleo de ese software.

Por su parte, el director del Grupo de investigación Labhuman-I3BH, Mariano Alcañiz, explicó las ventajas que presentan estos métodos, como se ha podido comprobar en experiencias anteriores en las que se ha comprobado que, por ejemplo, la realidad aumentada --que se ha abierto camino ya en diversos sectores como la salud, la aeronavegación o la robótica, entre otros-- ha conseguido que los niños avancen en el aprendizaje de valores ecológicos.

"La realidad aumentada no es la panacea pero la experiencia nos permite afirmar que es muy útil para aumentar la capacidad de nuestros alumnos", aseveró el especialista, que resaltó que puede ayudar a paliar problemas como la "falta de motivación actual" de los estudiantes.

El conseller de Educación remarcó que "el sistema educativo debe dotar a los profesionales del futuro de todas las cualidades que una sociedad competitiva demanda y eso sólo puede venir de la mano de la innovación". Por ello, destacó el "esfuerzo" realizado por al Generalitat por la aplicación de las TIC a la educación y puso como ejemplo la inversión de más de 100 millones en la introducción de nuevas tecnologías o el impulso a los centros inteligentes, que el próximo curso se ampliarán en número de entre 12 y 15 en toda la Comunitat, adelantó.

ESCUELA 2.0

Font de Mora defendió, a preguntas sobre el hecho de que la Comunitat no se haya sumado todavía al programa Escuela 2.0 del Gobierno, que esta autonomía tiene un "modelo propio". "El del Ministerio incide en un segmento determinado y nosotros queremos acceder a todo el centro; el Ministerio habla de ordenadores en el domicilio y nosotros de ordenadores en el centro", apostilló.

En este punto, el conseller informó de que el pasado día 15 el Ministerio de Educación remitió al Gobierno valenciano una propuesta de convenio que es "la mismo" que la que ya había enviado anteriormente por lo que el Consell le ha contestando con una petición de "flexibilización".

"En las condiciones actuales, con lo que plantea el Ministerio, el modelo es incompatible con el nuestro y la relación coste-beneificio del programa Escuela 2.0 es muy gravosa para nuestra realidad", agregó.