4 de junio de 2020
 
Publicado 21/05/2020 15:08:52 +02:00CET

Puig niega "tensión" en el Botànic tras la negativa de Compromís a la prórroga de la alarma

Ximo Puig durante la reunión de presidentes
Ximo Puig durante la reunión de presidentes - GVA

VALÈNCIA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, ha asegurado que en el Botànic no hay "ningún tipo de tensión" tras la negativa de Compromís a la quinta prórroga del estado de alarma. Eso sí, ha defendido que "el gobierno valenciano piensa que es el instrumento más razonable hasta el momento".

"Cada partido representa lo que representa", ha zanjado en rueda de prensa sobre el cruce de críticas entre los socios del Botànic II (PSPV, Compromís y Podem) tras el voto en contra del diputado de la coalición, Joan Baldoví, este miércoles en el Congreso.

Puig, tras reunirse con los síndics de Les Corts, ha defendido que una cosa es el gobierno y otra el parlamento y que "cada grupo parlamentario decide lo que considera en cada momento". Ha hecho hincapié en que el Consell no cuestiona las posiciones partidistas y ha llamado a la "calidad democrática" de separar partidos e instituciones.

En todo caso, ha llamado a que el clima de crispación "no contagie la política valenciana" y a "huir del espacio del insulto", buscando puntos de acuerdo porque "la sociedad no está tan enfrentada como parece". Ha invitado a los partidos a cooperar en el pacto de reconstrucción, a partir de la comisión de Les Corts que arranca este viernes, y ha agradecido su buena predisposición.

NO PENSAR EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

El presidente valenciano ha pedido mirar a largo plazo con un itinerario de recuperación hasta 2030, sin partir de una doctrina única. "Habrá distintos gobiernos y alternancias; tenemos que pensar en las nuevas generaciones, no en las próximas elecciones", ha aseverado, advirtiendo que "nada será gratis ni fácil si no hay voluntad".

Bajo este prisma, ha convocado a la sociedad civil a un acuerdo de reconstrucción para "no solo ir a la nueva normalidad ni volver a la vieja, sino ir a una normalidad mejorada". Quiere "aprovechar este momento complejo para paliar el gran desastre y ver cómo somos capaces de acelerar los desafíos que ya teníamos".

REPARTO DE FONDOS DEL GOBIERNO

En clave económica, tras presentar la hoja de ruta para la reactivación, ha destacado que el Gobierno de Pedro Sánchez ha "solucionado" el problema más inmediato para hacer frente a la pandemia: la liquidez.

Ahora toca "discutir" cómo se distribuye el fondo de 16.000 millones para que las CCAA hagan frente a las consecuencias de la crisis, "un proceso que está abierto" y en el que trabaja la Conselleria con el Ministerio de Hacienda. Puig ve "razonable" que los primeros 10.000 se distribuyan en función del gasto sanitario.

Pero ha vuelto a pedir que el último tramo de 5.000 millones, para compensar la reducción de recursos propios por la caída de la actividad, tenga en cuenta el esfuerzo fiscal y la situación financiera de cada región.

Hasta entonces, ha resaltado que la Comunitat fue una de las CCAA que pidió un fondo extraordinario y "el Gobierno hizo caso" a diferencia de en 2008. También ha reiterado que la infrafinanciación valenciana ya está en el debate español con un "consenso generalizado", lo que ve como un punto de partida.

Ante la exigencia de la oposición de eliminar altos cargos, Puig ha sostenido que lo que toca en una crisis es que los responsables de las instituciones sean "cada vez más autoexigentes". "No he visto empresas quitando cargos directivos", ha ilustrado.

Contador