Actualizado 22/05/2018 15:09

Ribó tras la detención de Zaplana: "No es el único. El PP ha convertido la Comunitat en un erial de ética"

El alcalde de València, Joan Ribó.
Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha indicado este martes, tras la detención del expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, que "el problema" es que "no es el único" exjefe del Consell y miembro del PP investigado. En este sentido, ha censurado que este partido haya convertido la Comunitat Valenciana "en un erial de ética" y en un espacio "de corrupción".

Ribó ha realizado estas declaraciones tras participar en el Ayuntamiento de la capital valenciana en la inauguración de la III Edición del Curso de Dirección Pública Local, en alusión a la detención de Zaplana por parte de la Guardia Civil. El exjefe del Consell ha sido detenido en el marco de la 'operación Erial' y por un presunto delito de blanqueo de capitales.

"Ya entró en la Alcaldía de Benidorm (Alicante) con unos métodos muy discutibles. Hoy se concreta una imputación de una serie de delitos muy graves", ha agregado el primer edil respecto al arresto de Eduardo Zaplana.

Asimismo, el responsable municipal ha manifestado que "el problema es que Zaplana no es el único" porque "todos sabemos que su sucesor --al frente de la Generalitat--, José Luis Olivas, está imputado y condenado también por una serie de elementos" y que "--Francisco-- Camps, el tercer presidente de la Generalitat del PP, se encuentra en estos momentos multiinvestigado por diversos temas".

Joan Ribó ha apuntado que igualmente, "todos sabemos que el primer presidente del PP" en la Comunitat, "el senador --Pedro-- Agramunt, acaba de tener que dimitir del Consejo de Europa por elementos de corrupción claros en su trayectoria".

El alcalde se ha referido también a la situación de los nueve concejales del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de València investigados en el caso Taula. "Recordemos también que en este ayuntamiento de los diez concejales del PP, nueve están siendo investigados por una serie de presuntos delitos relacionados con la financiación de las campañas municipales", ha manifestado.

Tras ello, Ribó ha lamentado que "el PP ha convertido esta comunidad en un erial de ética" y en un espacio "de corrupción que pone de manifiesto que este partido ha sido no una manzana podrida sino una fábrica de corrupción".


Más información