Actualizado 16/05/2012 19:44 CET

Rosado justifica el cobro de la asistencia sanitaria a extranjeros para evitar "abusos"

El Hemiciclo De Las Corts Durante La Sesión De Control
EUROPA PRESS

Sanidad ahorra ocho millones entre enero y abril con el programa de revisión de medicamentos

VALENCIA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Sanidad, Luis Rosado, ha justificado este miércoles el cobro de la asistencia sanitaria a extranjeros para evitar "abusos". Al respecto, ha asegurado que la Generalitat ha percibido 280.000 euros en los últimos meses "al cobrar de forma directa la atención a pacientes extranjeros que no habían acreditado documentalmente su derecho a la cobertura sanitaria".

Rosado se ha expresado en estos términos en la sesión de control a los miembros del Consell en las Corts, preguntado por la diputada del PP María José Masip sobre las actuaciones que está llevando a cabo la Generalitat para extender la facturación de servicios sanitarios a los ciudadanos extranjeros.

El titular de Sanidad ha destacado que la reciente promulgación del decreto ley 16/2012 "va a suponer un verdadero punto de inflexión en este tema", y ha asegurado que hasta la publicación de esta norma la Comunitat ha mantenido "un mensaje reivindicativa en torno a las dificultades para hacer viable económicamente nuestro sistema público sanitario".

Al respecto, ha señalado que a la "infrafinanciación histórica" de la Comunitat, hay que añadir que la autonomía valenciana "viene gastando 210 millones de euros en la atención a ciudadanos desplazados a nuestro territorio" tanto de otras comunidades como de otros países.

Según el conseller, "para hacer frente a esta realidad, la Comunitat Valenciana siempre ha desarrollado iniciativas encaminadas a mejorar los mecanismos de control". En esta línea, ha resaltado que el desarrollo normativo valenciano "está siendo referencia en todo el Estado".

Luis Rosado ha explicado que el Consell "ha procurado buscar una solución que evite determinados abusos que se venían produciendo". "Muchos ciudadanos de la Unión cuando acuden a nuestros centros o bien no acreditan adecuadamente el derecho a recibir nuestras prestaciones o bien presentan seguros privados que cubren este tipo de contingencias", ha asegurado.

Sobre este asunto, ha puntualizado que, según el Tribunal de Cuentas, "España ha dejado de facturar anualmente de otros países la asistencia médica y de farmacéutica dispensada a unos 700.000 ciudadanos de la Unión Europea, que supone más de 1.000 millones de euros que se han dejado de cobrar", ha destacado.

TARJETA SANITARIA EUROPEA

Para el conseller, el Tribunal ha detectado "abusos" y ha señalado que la tarjeta sanitaria europea "solo debe utilizarse de manera coyuntural y de carácter urgente cuando se visita a otro país de la Unión".

En otro momento de la sesión de control, y en respuesta a una pregunta de la diputada del PP Alicia de Miguel sobre el programa Revisión Farmacoterapéutica (Refar), Luis Rosado ha explicado que se trata de una de las medidas para mejorar la sostenibilidad del sistema público sanitario.

En concreto, ha indicado que este programa consiste en "un estudio profundo y sistemático de cuáles son los medicamentos que consumen nuestros pacientes y en especial aquellos con un perfil crónico y polimedicado". Al respecto, ha señalado que la Conselleria se propuesto para este año revisar el historial farmacoterapéutico de al menos 300.000 pacientes en atención primaria, 4.500 de residencia de tercera edad y 22.000 de atención especializada.

Asimismo, ha señalado que entre los meses de enero y abril de este año se ha ahorrado unos ocho millones de euros con esta medida. "Sin un gran sobreesfuerzo podemos producir unos resultados importantísimos", ha resaltado Rosado quien, no obstante, ha aclarado que esta medida no solo busca producir "un ahorro para el erario público", sino también "mejorar la calidad en la prescripción de medicamentos".

NUEVO MODELO DE GESTIÓN

Por otra parte, inquirido por la diputada 'popular' Ángela Barceló sobre cómo afectará al personal estatutario el nuevo modelo que extiende la iniciativa privada en los centros sanitarios, Rosado ha respondido que "el modelo sanitario de gestión compartida no supone recortes en prestación ni para los ciudadanos, ni para el profesional".

El conseller ha explicado que con el nuevo modelo, que estará implantado en 2013 y se aplicará en los 18 departamentos de salud de la Comunitat, "la asistencia sanitaria se mantiene en las mismas condiciones", de modo que los servicios que los ciudadanos recibirán serán de "la misma calidad".

Por lo que respecta a los profesionales sanitarios, ha asegurado que mantendrán sus derechos adquiridos y "se respeta su régimen jurídico", por lo que seguirán adscritos orgánicamente la Agencia Valenciana de Salud y la Generalitat asumirá el pago de todas de sus retribuciones.