Sánchez dice que no le gusta la amnistía fiscal ni de Rajoy ni la de Grecia

Publicado 30/04/2015 19:47:22CET
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Alicante.
EUROPA PRESS

ALICANTE, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado que la economía es "uno de los grandes retos de la izquierda" en la crisis porque es donde se está "jugando la batalla ideológica" y donde "se traza la raya entre ganadores y perdedores". Por ello, ha considerado que no le gusta la amnistía fiscal "ni la de Rajoy ni la de Grecia" porque "ninguna de las dos son justificables".

Frente a ello, Sánchez ha apostado por una reforma fiscal socialista en la que "todos aquellos que nunca fueron austeros empiecen a serlo y para los que siempre fuisteis austeros por necesidad, dejéis de serlo". Sánchez ha participado este jueves en un mitin en Elche (Alicante) junto al candidato a la Alcaldía, Carlos González, y el candidato a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig.

Así, ha afeado al PP, que se presentó a las elecciones "diciendo que no iba a subir los impuestos y ha subido a la clase trabajadora los impuestos en 23.000 millones de euros, a los partidos emergentes, como Ciudadanos, que dicen que no quieren a subir los impuestos pero que con la letra pequeña están diciendo que van a subir los impuestos a los jubilados y a los parados, y de Podemos no digo nada porque ya veremos qué propone". "Lo único que le digo a Pablo Iglesias, es que Monedero no le haga la reforma fiscal", ha sentenciado antes de que éste dimitiese.

Además, de ha comprometido a que el PSOE no subirá "un céntimo a la clase media y trabajadora de este país" y sí a que las grandes fortunas "empiecen a pagar el dinero que les corresponde a la Hacienda común".

ERRORES APRENDIDOS

Sánchez ha dicho a quienes están "dubitativos" que el partido socialista ha aprendido "de sus errores" y que "quién gobierna, yerra" pero que el PSOE sabe bien "a quién se debe" y se debe a los trabajadores.

Ha reiterado que aprobará un estatuto de los trabajadores "nuevo", una subida del salario mínimo interprofesional y una reforma fiscal que "defienda a los trabajadores".

"Nosotros no partimos de cero", ha continuado para recordar que "los gobiernos de Felipe González hicieron posible la España de los derechos; los de Zapatero la España de las Libertades; y, nosotros haremos de Elche, de Valencia y de España una tierra de oportunidades".

Así, ha aseverado que con 20 años "no se trabaja", con 30 "si no has emigrado, trabajas sin protección social; con 40 es un falso autónomo y con 50 se está prejubilado o desempleado y con 60 y 70 se cobra una pensión congelada".

Para Sánchez el PSOE es el partido de los "pactos entre generaciones" y ha criticado la reforma laboral del PP en la que se han devaluado las condiciones salariales, los sueldos y los contratos temporales. Así, ha recordado que mañana se celebra el 1 de mayo y ha afirmado que ahora existen "700.000 empleos menos que cuando llegó" Mariano Rajoy al Gobierno.

PUIG: "FALTA MUY POCO PARA QUE LA DIGNIDAD VUELVA"

Por su parte, el secretario de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ha asegurado que "falta muy poco" para que "la dignidad vuelva" al Ayuntamiento de Elche y a la Generalitat Valenciana.

"El paréntesis lo vamos a cerrar muy pronto", ha asegurado en una plaza de Elche en la que se han dado cita unos dos centenares de militantes y simpatizantes del PSOE.

Puig ha reivindicado que la Comunitat Valenciana era una "tierra de oportunidades" y ha terminado convertida en "una tierra de corrupción y despilfarro, no lo era, pero la han convertido, los deshonrados eran ellos, nosotros éramos los honrados", ha asegurado en referencia al PPCV.

Ha augurado "un nuevo renacimiento" de la Comunitat Valenciana y ha estimado que quien ha luchado contra la corrupción, por los trabajadores, por la libertad por la sanidad pública han sido los socialistas.

Para leer más