29 de marzo de 2020
 
Actualizado 17/09/2009 16:48:26 CET

Semes estima que se duplicarán los pacientes en las semanas de mayor incidencia y alerta de un posible "colapso"

Toranzo exige la especialidad de médico de urgencias para garantizar la calidad y solventar conflictos como la protesta de MIR en La Fe

VALENCIA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), Tomás Toranzo, aseguró hoy que se estima que los pacientes que acudan al servicio de Urgencias se duplicarán en las semanas de "máxima incidencia" con motivo de la pandemia de la Gripe A. Así, alertó de un posible "colapso" en el sistema que se puede ver "desbordado".

Toranzo realizó estas declaraciones en una rueda de prensa ofrecida con motivo de la celebración en el Palacio de Congresos de Valencia del quinto Congreso del Mediterráneo de Medicina de Emergencias en el que se han dado cita más de 1.500 profesionales de cerca de 80 países. También intervinieron el presidente de la Sociedad Europea de Medicina de Emergencias, Gunnar Öhlén; y el ex presidente de la Academia Americana de la Medicina de Emergencias, Joseph P. Wood.

En este sentido, el presidente de Semes resaltó que "si se cumplen los peores augurios, los servicios de urgencia se pueden ver desbordados y sufrir un auténtico colapso", por motivo de la Gripe A aunque matizó que esto "ya pasa muchos años con la gripe estacional".

Toranzo explicó que España "no estaba preparada" para una pandemia de estas características, debido a que los servicios "estaban ya muy saturados y eran muy escasos". No obstante, manifestó su deseo de "poder atender" esta situación, dado los profesionales con los que cuenta este servicio, que "garantizan la calidad adecuada".

Asimismo, recomendó a los ciudadanos que, "como la mayoría de enfermos van a tener patologías leves, se consulte con los números habilitados por las administraciones o el médico de familias", ya que estos casos, se podrán "tratar con autocuidados en casa". Así, insistió en que a los servicios de urgencia deben acudir "únicamente quienes necesiten asistencia hospitalaria", ya que su finalidad "no es diagnosticar quien tiene gripe o no, sino tratar a los pacientes con independencia" de su patología.

El presidente de Semes explicó también que, mientras que Estados Unidos respondió "inmediatamente con organización y eficacia" tras la aparición de la pandemia, en Europa "se está empezando ahora, y se está respondiendo como se va a responder en España, con medidas técnicas". Toranzo insistió en que el "problema grave" de la gripe no es la patología en sí, sino que "va a ver una gran agregación y no se sabe si habrá medios suficientes para atenderles a todos a la vez con garantías".

IMPORTANCIA DE URGENCIAS POR GRIPE A

El presidente la Sociedad Europea de Medicina de Emergencias aseguró que "en los próximos meses, con la Gripe A, se verá la importancia de tener un departamento de emergencias que funcione bien".

Por otra parte, Toranzo reivindicó la creación de una especialidad de medicina de emergencias, "a la mayor brevedad posible", y con el objetivo de "garantizar la sostenibilidad y la calidad" de los servicios que se prestan en este departamento. Al respecto, subrayó que en España existe un "grave problema", respecto a otros países, donde "cuando un médico se incorpora a trabajar, llevan ya una formación acorde al trabajo que van a realizar porque son especialista en medicina de urgencias".

Así, hizo hincapié en que el "especialista de urgencias tiene una formación, desde antes de incorporarse al trabajo y es capaz de dar una asistencia con garantía" y añadió que con la incorporación de estos profesionales, se solventarían "problemas" como los ocurridos en La Fe de Valencia, con la protesta de los MIR por que las urgencias que ellos realizaban no estaban supervisadas correctamente.

En este sentido, el presidente de SEMES subrayó que, en muchos casos, "los servicios de urgencia soportan la asistencia gracias a médicos en formación de otras especialidades y ellos mismos se rebelan".

RESIDENTE DE URGENCIAS EN 2011

Toranzo recordó que existe una proposición parlamentaria para instar al Gobierno a la creación de esta especialidad y que el ex ministro de Sanidad, Bernat Soria, antes de dejar el cargo anunció que se iba a cumplir esta petición. Con la llegada de Trinidad Jiménez a este cargo, según dijo Toranzo, prometió que el primer residente de medicina de urgencias estaría en 2011, aunque "con los plazos que se están tomando, es difícil", lamentó.

Öhlén mostró su apoyo a la petición de SEMES y señaló que "ya hay 50 países en el mundo que se han dado cuenta de que tener médicos que vienen como, más o menos, invitados al departamento de urgencias, para periodos cortos de tiempo, no dará un sistema seguro", sino que se precisan "médicos especializados en emergencias médicas, dedicados a trabajar en estos departamentos".

En su opinión, esto será esencial en un futuro, cuando el envejecimiento de la población haga "imprescindible la existencia de una profesión reglada". Del mismo modo, apuntó que, "en unos años la Medicina será cada vez más subespecializada, pero, al mismo tiempo, la Medicina de familia y la de emergencias tendrán que dirigir a los pacientes al punto correcto dentro del sistema sanitario", lo que convertirá a estos servicios en "mucho mas económicos y más seguros para todos los pacientes".

Por su parte, Joseph P. Wood explicó que en Estados Unidos se creó esta especialidad hace 30 años y supuso un incremento en "la profesionalidad y eficiencia" de los servicios de urgencias. Asimismo, añadió que "el verdadero beneficio" de este reconocimiento fue que se llevó a cabo un "mayor esfuerzo para mejorar el servicio". ya que "las emergencias no son sólo para atender heridos, sino para pensar en cómo funciona el sistema y en cómo atender a los ciudadanos en caso de que hay una catástrofe".