Soler achaca el déficit de la Comunitat a las "restricciones en financiación y al pago por sentencias judiciales

Vicent Soler
I.CABALLER/CORTS VALENCIANES - Archivo
Publicado 29/03/2019 19:15:10CET

VALÈNCIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha asegurado este viernes que la Comunitat Valenciana habría cumplido el objetivo de déficit para 2018 "sin las restricciones que el Gobierno central aplicó a la financiación en términos de caja de la Comunitat Valenciana y las provisiones que se han tenido que llevar a cabo para pagar sentencias".

Así se ha pronunciado después de que el Ministerio de Hacienda haya hecho público que la Comunitat registró un déficit del 1,29% del PIB en 2018, el segundo más elevado de todas las comunidades autónomas y por encima del objetivo del 0,4% fijado para el año pasado.

La Conselleria ha afirmado que el "desfase entre ingresos y gastos ha venido motivado, entre otras razones, por la financiación en términos de caja asignada en su día por el Gobierno central a la Generalitat, así como por el impacto en las cuentas de diversas sentencias judiciales". En concreto, se ha referido en un comunicado a los "101 millones en indemnizaciones a los propietarios de viviendas de las Torres de Benidorm avaladas en 2005 o la reducción de tarifas de las ITV acordada en 2014".

Soler ha explicado que el Gobierno central otorgó a la Comunitat a finales de 2017 una financiación en términos de caja que representaba un aumento de 110 millones de euros. En 2016 la subida fue de 1.022 millones y en 2017, de 993 millones. El incremento de 110 millones supuso el 1,1%, mientras que la subida media de las comunidades fue del 4%. En 2018 la economía valenciana creció por encima de la media nacional, el 2,8%, frente al 2,5%, ha indicado.

El conseller ha insistido en que la Comunitat "habría cumplido el déficit de no sufrir el problema de la infrafinanciación". Ha recordado que los presupuestos autonómicos recogen una partida de 1.325 millones, prácticamente el 1,3% del PIB, "para equiparar el trato a la Comunitat Valenciana con el resto de territorios".

"Las comunidades que registraron una mayor cifra de déficit al cierre del ejercicio 2018 fueron Murcia, con un 1,34% del PIB, y la Comunitat Valenciana, con el 1,29%, curiosamente las dos autonomías peor financiadas del conjunto del país", ha remarcado.

LA INFRAFINANCIACIÓN, "EL PRINCIPAL ESCOLLO"

Para el titular de Hacienda, "este hecho evidencia, una vez más, que la infrafinanciación es el principal escollo que tenemos para cumplir con el objetivo de déficit impuesto".

Soler ha manifestado que el Consell quiere cumplir con el déficit, pero no "a costa de recortar en los servicios públicos de sanidad, educación y protección social de los valencianos". "Hay una línea roja que no vamos a traspasar y es ésa", ha subrayado.

Además, ha hecho hincapié en que la Comunitat registra un gasto por habitante inferior a la media de las comunidades autónomas. Por ello, ha indicado que la región "tiene un problema de ingresos, no de gastos".

SENTENCIAS JUDICIALES

Asimismo, "las sentencias dictadas por los tribunales que tienen como origen decisiones del pasado nos han exigido una dotación de más de 210 millones", ha subrayado Soler. Ha destacado, por su cuantía, la del Tribunal Supremo que obliga a demoler las Torres de Benidorm autorizadas en 2005 y un desembolso en indemnizaciones de 101 millones.

La Generalitat también ha tenido que provisionar 46,55 millones por las obligaciones que pudieran derivarse de la sentencia 523/17 de 30 de mayo de 2017, que anuló el acuerdo del Consell del 28 de marzo de 2014 mediante el que se redujeron sin un estudio económico-financiero las tarifas de las concesionarias de la ITV en las pruebas de emisiones contaminantes y comprobación sonora.

También se ha referido a sentencias por la modificación en 2012 de criterios para recortar derechos en favor de las personas dependientes, con un coste de unos 18,3 millones; la obligación de abonar 14,7 millones por las modificaciones, dilaciones y ampliaciones de plazo en la ejecución del Acceso norte a Alicante y la provisión de 9,5 millones para indemnizaciones a los contratistas de una nueva autovía en la CV 95.

DEUDA

Por otra parte, la deuda de la Comunitat creció en 2018 un 1,94%, "lo que convierte a esta variación en el menor incremento porcentual anual de los registrados desde 1994 por el Banco de España, cuando comienza su serie histórica", destaca la Conselleria. En valores absolutos, el incremento del endeudamiento de la Administración valenciana en 2018 es de 897 millones, la menor variación registrada en los once últimos años.

Soler ha explicado que el incremento del endeudamiento de la Comunitat en 2018 responde "en su totalidad a los recursos recibidos a través del FLA, un instrumento creado para inyectar liquidez en las comunidades autónomas por la vía del crédito, cuando de verdad lo que necesitamos las comunidades es la modificación del sistema de financiación".

En 2018, la Comunitat registró una deuda de 47.084 millones, el 41,7% del PIB valenciano, lo que supone una reducción de siete décimas respecto a 2017, en valores cercanos a los registrados al cierre de 2015 (41,6%), siempre en relación al PIB. Del incremento de la deuda en la actual legislatura, el 37% (2.589 millones) corresponde a operaciones con origen en 2014 y años anteriores, como los 1.468 millones del FLA extraordinario de 2015.

Contador