Trece detenidos y 3.000 plantas intervenidas a una red que cultivaba marihuana para venderla en Europa

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 13 personas y han desarticulado un
POLICÍA NACIONAL
Publicado 15/02/2019 14:59:03CET

VALÈNCIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 13 personas --de nacionalidad serbia, búlgara y española-- y han desarticulado una organización dedicada presuntamente al cultivo de marihuana en las provincias de Valencia y Barcelona, para su posterior distribución por otros países europeos como Holanda y Dinamarca.

Los agentes realizaron el registro simultáneo de siete inmuebles, desmantelando tres plantaciones de marihuana y dos naves utilizadas como almacén. Han sido intervenidas unas 3.000 plantas con un peso superior a los 200 kilos, cogollos de marihuana en proceso de secado, siete pistolas eléctricas y 23.800 euros en efectivo.

A los arrestados se les considera presuntos autores de delitos de organización criminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de agosto, en el marco de las gestiones realizadas para localizar en España a un fugitivo del que había indicios que le situaban en Valencia. Así se pudo localizar un inmueble alquilado por un entramado criminal de origen serbio en un municipio de Valencia en el que se sospechaba que podía haber instalada una plantación de marihuana.

Tras comprobar que el inmueble estaba relacionado con una empresa que actuaba como sociedad pantalla para la adquisición de elementos relacionados con el cultivo de marihuana al por mayor, se tuvo conocimiento de que estos elementos se distribuían por otras propiedades ubicadas en Valencia y Barcelona que funcionaban como plantaciones. En ellas instalaban a cuidadores serbios y búlgaros que la organización desplazaba a España.

Debido a los altos beneficios económicos que les reportaba este tráfico de estupefacientes disponían de dos naves en la localidad valenciana de Quart de Poblet que utilizaban como almacén de la empresa; tres chalets que utilizaban como plantaciones --dos en Ribarroja del Turia (Valencia) y uno en Rubí (Barcelona)-- así como un chalet en Requena (Valencia) y un piso en Valencia capital donde residían los cabecillas de la organización.