València aspira a ser una Capital Mundial del Diseño "mediterránea" como "escaparate" de sus "logros de transformación"

Presentación de València Capital Mundial del Disseny
AJUNTAMENT DE VALÈNCIA
Actualizado 17/12/2018 14:29:52 CET

VALÈNCIA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de València ha presentado este lunes su candidatura a convertirse en 2022 en la Capital Mundial del Diseño, "centrada en el estilo mediterráneo", a fin de conseguir un "escaparate" de sus "logros en la transformación urbana" y un "empuje para construir reputación" en este ámbito. En palabras del alcalde, Joan Ribó, la postulación a la capitalidad es "una cuestión de autoestima y de mostrar a todo el mundo lo que somos".

Así lo han explicado el primer edil, la presidenta de la Associació València Capital del Disseny --la organización privada que impulsa esta candidatura--, Marisa Gallén, y los directores estratégicos del proyecto, Pau Rausell y Xavi Calvo, en una rueda de prensa en la Base de La Marina de València.

La Organización Mundial del Diseño, una organización no gubernamental internacional, impulsa la Capital Mundial de Diseño para premiar a las por su uso del diseño como conductor del desarrollo económico, social y cultural. El próximo junio se designarán las candidaturas nominadas y, tras una evaluación final en septiembre, se anunciará el ganador en octubre.

El lugar designado acoge un "despliegue durante un año de eventos donde exhibe sus logros en diseño como herramienta imprescindible de transformación e innovación urbana", y cuando termina la capitalidad adquiere un "legado" por el que "continúa la metamorfosis" de la ciudad, ha explicado Gallén, antes de resaltar que supone un "empuje para construir reputación" y un "escaparate de los logros de diseño", mientras "atrae inversión y talento".

La presidenta de la asociación ha remarcado que desde el proyecto están "convencidos de que Valencia cuenta con potentes recursos de diseño como factor diferenciador" para alzarse como capital. "El buen diseño es cultura, contribuye a la buena imagen" de la ciudad y repercute en la "cohesión social", ha enfatizado.

"APORTAR AUTOESTIMA"

Ribó ha expresado su "firme apoyo personal" y el respaldo "entusiasta" del consistorio a esta candidatura que "conjuga diseño y bienestar", ya que "enlaza con el esfuerzo de modernidad, creatividad e innovación del gobierno municipal", al tiempo que "aporta autoestima", "potencia el bienestar" y contribuye a "desarrollar nuestro prestigio y protección", ha destacado.

Los distintos ámbitos del diseño "redundan en la calidad de vida" y ayudan a "dinamizar la economía". "Tenemos un objetivo --ser Capital Mundial del Diseño--, pero lo que importa es el camino", en el que se debe "implicar a las empresas y la ciudadanía", para que la ciudad sea una "marca de prestigio internacional", ha indicado el alcalde.

El primer edil ha insistido en que la capitalidad de diseño "no es solo un evento, no es que sea como una falla, algo que se quema", sino que "dejará algo permanente". "La candidatura demuestra al mundo nuestra creatividad", ha asegurado, antes de apelar al "trabajo cotidiano para llegar a este objetivo".

Ribó ha enumerado que el respaldo del consistorio al proyecto incide en tres vertientes: el "apoyo institucional", la colaboración en la labor de "desarrollar en el futuro" iniciativas de diseño y la oferta de poder contribuir "de manera razonable" y "en la medida de lo posible" con gastos económicos de la candidatura.

"CAMBIAR LA SOCIEDAD DESDE EL DISEÑO"

Por su parte, el director estratégico Xavi Calvo ha insistido en que es "el momento de creernos el potencial creativo de la ciudad", en "todo lo que somos capaces de hacer desde el diseño valenciano". También ha puntualizado que la intención es "representar a toda la Comunitat Valenciana", por lo que ha invitado a sumarse al proyecto a los profesionales alicantinos y castellonenses. "Hay que demostrar al mundo que podemos cambiar la sociedad desde el diseño", ha agregado.

Calvo ha precisado que se trata de una candidatura "centrada en el diseño mediterráneo", que se caracteriza por una "parte de improvisación que choca con otras planificaciones más cuadriculadas". "Trabajamos de otra manera" y "ser como somos nos ha permitido estar hoy aquí", ha manifestado, al tiempo que ha puesto en valor las "raíces culturales que nutren la creatividad de nuestros profesionales".

Preguntado por si "preocupa" que la anterior Capital Mundial del Diseño fuera Lille (Francia), ha admitido que la elección "históricamente va rotando de continente", pero ha asegurado que "no está escrito" y que esta ciudad francesa "tiene poco que ver con la forma de entender el diseño valenciano", "más mediterráneo". "No nos preocupa", ha asegurado.

Por otro lado, el director estratégico Pau Rausell ha hecho hincapié en que el diseño supone el 12,8% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 11,9% del total de empleo de la Comunitat, con casi 215.000 valencianos dedicados a sectores intensivos en diseño. En este sentido, ha destacado que su contribución a la riqueza es "de la dimensión del sector turístico", pero que es "mucho más productivo que la media de la economía" ya que, para generar este PIB, emplea menos trabajadores.

"Esto no es un evento, estamos generando un prototipo que trata de transformar la realidad urbana a través del diseño. Al final, el objetivo es mejorar la felicidad de los ciudadanos", ha resaltado.