8 de abril de 2020
 
Actualizado 18/02/2020 16:24:13 +00:00 CET

Los ciudadanos piden limitar bicicletas y patinetes y evitar más terrazas en la Plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento de València.
Plaza del Ayuntamiento de València. - AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA - Archivo

   VALÈNCIA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

 

Los ciudadanos que han tomado parte en el proceso de participación abierto para la reforma y peatonalización definitiva de la Plaza del Ayuntamiento de València han planteado como "criterios principales" para "evitar conflictos con peatones" que se restrinja la circulación de bicicletas y patinetes por la zona peatonal, "al menos en horarios concretos", y que se dirija a estos vehículos hacia "las calles 30 o los carriles paralelos a los viarios".

Asimismo, han propuesto que tras la peatonalización no se amplíe el número de terrazas porque "invaden el espacio peatonal", que se impulsen medidas "para reducir el impacto negativo de las franquicias y recuperar el comercio local", y que en el diseño de la plaza se eviten las condiciones que "favorezcan el turismo de masas".

Además, piden que un mobiliario accesible para todas las personas con "bancos no muy bajos con respaldo y apoyos laterales", baños públicos y fuentes para beber. Entre estas premisas, aunque no ya como "criterios principales" sino como "complementarios", los ciudadanos reclaman que se mantenga la fuente circular de la plaza y los puestos de flores pero "reubicados y renovados".

Estos planteamientos se recogen en el documento que resume el proceso de participación ciudadana, 'Pensem la Plaça de l'Ajuntament', llevado a cabo a finales de 2019 para establecer los criterios ciudadanos que deben orientar los proyectos que se presenten al concurso de ideas que se convocará para la reurbanización de la Plaza del Ayuntamiento.

La vicealcaldesa de València y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, y la edil de Participación y Acción Vecinal, Elisa Valía, han presentado estas conclusiones en un encuentro con los medios de comunicación en el que han destacado el "compromiso" del equipo de gobierno local para que estos criterios ciudadanos se tengan "en cuenta al máximo".

Así, han asegurado que alguno de ellos se incorporará ya en la "peatonalización blanda" --las primeras medidas de peatonalización que se pondrán en marcha-- a partir del próximo 20 de marzo y han señalado que la inclusión de estas propuestas en los proyectos que se presenten para reformar la plaza de manera definitiva se puntuará en el concurso de ideas convocado para este fin.

Gómez ha explicado que esta convocatoria "está en contratación ahora mismo" y "pendiente de salir a licitación". Ha detallado que una vez se cumpla este trámite se abrirá un plazo de seis meses para que se presenten propuestas y que al finalizar, un jurado --"con personas de prestigio de la arquitectura, la universidad y el Ayuntamiento"-- elegirá cinco proyectos como finalistas y posteriormente, el ganador entre ellos.

Todo el proceso de participación y el concurso cuenta con un presupuesto de 450.000 euros --50.000 del proceso de participación, 290.000 de retribución para el ganador, 8.000 para cada uno de los preseleccionados y el IVA--.

En total, se han planteado 26 criterios entre principales y complementarios divididos todos ellos en tres apartados: espacio, red y actividad. El proceso de participación para obtener estos planteamientos se ha organizado en cuatro fases y documentos: Límites, Diagnóstico, Propuesta y Evaluación. En este trámite se han

recogido, clasificado y debatido más de 1.800 opiniones de todos los distritos de la ciudad y de personas de diferentes edades, géneros y nacionalidades.

Presencialmente, han participado más de 500 personas y de forma digital, en la fase diagnóstico, más de 1.100, mientras que en la fase de propuesta han tomado parte más de 700 personas. Además, se ha entrevistado a 33 entidades representativas del tejido social y asociativo de la ciudad. Toda la información recogida a través de los talleres, diálogos y cuestionarios llevados a cabo en el proceso de participación se ha filtrando para dar lugar a los criterios ciudadanos dados a conocer este martes.

"LA PLAZA ES DE TODOS"

Elisa Valía, que ha calificado de "absoluto éxito" este trámite, ha detallado que se inició en septiembre, que la fase de diagnóstico se hizo entre octubre y noviembre y que en diciembre se llegó a la fase de propuestas, "siempre desde el criterio fundamental de que la plaza es de todos" y con el objetivo "de involucrar a personas de todos los barrios".

Además de los citados, entre los criterios principales, los ciudadanos plantean "crear espacios acogedores con múltiples zonas para sentarse, charlar y encontrarse", aumentar el verde de la plaza "con más arbustos, árboles de hoja caduca" y dotar de más permeabilidad al suelo, así como disminuir los elementos que empobrecen el paisaje, mejorar la temperatura de las zonas de estancia, diseñar mobiliario accesible y enfatizar la imagen arquitectónica de las fachadas de los edificios como Correos, Ayuntamiento, Ateneo y Rialto.

Asimismo, los ciudadanos proponen asegurar recorridos a pie accesibles y amplios que faciliten el cruce de la plaza, aumentar la frecuencia del transporte público que circule por este espacio, asegurar el acceso con vehículo privado a residentes y a los parking públicos y definir claramente los espacios y horarios de carga y descarga.

"OBJETIVOS CLAROS"

En cuanto a las actividades que se programen en este enclave, se pide que se hagan "según unos objetivos claros" que se definan "colectivamente" y que se diseñe una "infraestructura flexible" que no sea un "elemento invasivo". Por otro lado, entre los criterios complementarios, como ha señalado Valía, se reclama que se evite el aparcamiento de motos en zonas peatonales, soluciones "innovadoras y adaptables" para hacer habitable la explanada central y el resto del espacio condicionados por las Fallas e introducir espacios infantiles.

La edil de Participación ha expuesto tras ello que todos estos criterios deben tener en cuenta que se plantean como "retos" la naturalización de un entorno histórico como la Plaza del Ayuntamiento, llevar a cabo su equipamiento "de forma flexible", asumir este proceso como "una oportunidad local y global" y lograr que sea un espacio "activo, planeado y espontáneo".