Valencia.- El PSPV de Picanya tendrá que pagar una multa de 6.000 euros por enviar SMS a los vecinos sin su permiso

Actualizado: viernes, 21 noviembre 2008 20:41

VALENCIA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz popular en el Ayuntamiento de Picanya (Valencia), José Miguel Planells, aseguró hoy que el PSPV de la localidad tendrá que pagar una multa de 6.000 euros por el "envío masivo" de mensajes de móvil a los vecinos sin su permiso durante la pasada campaña electoral de 2007.

El edil popular explicó en un comunicado que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado al PSPV de Picanya por la infracción del artículo 6.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), tipificada como grave, "por tratar los datos de carácter personal o usarlos posteriormente con conculcación de los principios y garantías establecidos por la ley".

Así, señaló que este expediente, que pone fin a la vía administrativa, "responde a la denuncia presentada ante el citado organismo por el grupo popular local en la que se informaba de una remisión significativa de SMS a los vecinos por parte de los socialistas en la localidad resaltando los logros del equipo de Gobierno y pidiendo el voto de forma expresa entre los meses de marzo, abril y mayo de 2007".

Para el portavoz popular, los hechos probados de la resolución "corroboran que el PSPV de Picanya no realizó ninguna campaña previa de captación de datos ni informó a los vecinos de que sus números de teléfono iban a ser objeto de la propaganda socialista", una "vulneración" de la LOPD "inadmisible e inexcusable en el equipo de Gobierno que dirige la gestión del Ayuntamiento de Picanya", resaltó.

Asimismo, apuntó que las "malas artes" de los socialistas sancionados "no contemplaron en ningún momento la posible defensa de los vecinos ante este spam telefónico" y, en este sentido, advirtió de que "no facilitaron un medio sencillo y gratuito para que los afectados pudiesen rechazar estos envíos".

A su juicio, "queda demostrado que al Ejecutivo socialista local le importan poco o nada los ciudadanos para los que gobierna y sus derechos", ya que, en su opinión, "salta a la vista que para ellos los vecinos han sido sólo un número de móvil al que adoctrinar con sus prácticas abusivas".

Por ello, José Miguel Planells instó al secretario general del PSPV, Jorge Alarte, a "poner orden y concierto" en la estructura interna del partido, así como a "controlar, con carácter de urgencia, el intrusismo forzoso en la vida de las personas que han practicado los responsables de su partido en Picanya". Finalmente, subrayó que el grupo popular de la ciudad pretende "que esta desagradable situación no se vuelva a producir nunca más".