Publicado 25/05/2015 16:35CET

Vecinos del Cabanyal se muestran "más que satisfechos" porque el Pepri "queda definitivamente zanjado"

VALENCIA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar ha manifestado que están "más que satisfechos" con los resultados de las elecciones municipales celebradas este domingo porque "significan que harán posible que el sueño por el que hemos estado luchando desde que en 1988 se aprobó el PGOU ha quedado definitivamente zanjado".

Así se ha pronunciado la entidad en un comunicado en el que ha destacado que "en la próxima legislatura 23 de los 33 concejales que conformarán en nuevo hemiciclo municipal ya se comprometieron con nosotros antes de las elecciones con la firma de un documento de consenso por la defensa de sus valores patrimoniales y de sus vecinos".

Al respecto, el vicepresidente de esta asociación, Vicente Gallart, ha explicado en declaraciones a Europa Press que el compromiso de los firmantes de ese texto "era empezar a trabajar desde hoy para revitalizar el barrio" y ha indicado que "está seguro que se va a cumplir".

Del mismo modo, ha asegurado que Ribó "siempre ha dicho que lo primero que iba a hacer cuando fuera Alcalde era derogar el Pepri y trabajar para la rehabilitación del barrio".

En el comunicado, la entidad muestra su "satisfacción" al comprobar que en los Poblados Marítimos un 72,5 por ciento de los vecinos ha votado por los partidos que firmaron el citado documento y que "tan sólo un 20,91 por ciento ha optado por el partido que se ha empeñado en seguir llevando en su programa electoral la ilegalidad que supone la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez".

Asimismo, se ha mostrado "consciente" de que se abre "toda una dura tarea por delante", en la que habrá que abordar, "la rehabilitación de su patrimonio arquitectónico y la revitalización de su comercio de proximidad, así como su regeneración social, cuestión esta que nos parece prioritaria". "También habrá que sellar muchas heridas abiertas entre los vecinos y para ello la búsqueda del consenso será la mejor herramienta", ha aseverado.

"La guerra contra la destrucción del Cabanyal ya la habíamos ganado los vecinos con nuestra resistencia, ahora tendrá que ser la nueva corporación, buscando el consenso y contando con la participación ciudadana, la que haga posible que se abra un futuro de progreso y felicidad para esta parte tan importante de la ciudad de Valencia", ha aseverado.

Por otra parte, ha lamentado que una fuerza como EU, "que tanto ha trabajado desde el primer momento por conseguir el éxito que representa el día después de estas elecciones, no se haya visto debidamente recompensada en los resultados".

En el mismo tono se ha pronunciado la presidenta de la Asociación Salvem el Cabanyal, Maribel Domenech, en declaraciones a Europa Press en las que se ha mostrado "contentísima" con el resultado de las elecciones ya que es el que "esperábamos y que llevábamos esperando durante 17 años".

Del mismo modo, ha apuntado que siguieron el escrutinio mediante un proyector colocado en su sede y que, cuando empezaron a ver los resultados "organizaron una caravana de coches hasta la plaza del Ayuntamiento para celebrar el cambio"

Domenech ha recordado que "el Pepri era ilegal" pero ha lamentado que "en el imaginario de Rita Barberá no ha querido asumir nunca que este es un proyecto fracasado". Del mismo modo, ha criticado que Barberá "se ha empecinado en llevar adelante la degradación de un barrio con el dinero de todos los valencianos para conseguir un reto personal".

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, María José Broseta, ha señalado que "la ciudadanía ha votado y se ha impuesto un cambio y ha solicitado "a los que entran en la Generalitat y, sobre todo, en el Ayuntamiento" que cumplan "todas aquellas promesas que se hicieron en las reuniones y en los programas". "Hay que estar convencida de que lo que se dice se cumple", ha aseverado.