Publicado 18/12/2016 12:52CET

Vertidos de aguas fecales en el barranco de Las Ovejas de Alicante

Barranco de Las Ovejas
ASOCIACIÓN VECINOS

ALICANTE, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vecinos Gran Vía Sur de Alicante se querellará contra el Ayuntamiento por vertidos de aguas fecales e industriales "sin ningún tipo tratamiento previo", de forma "crónica" y durante los últimos 20 años en la zona del cauce barranco de Las Ovejas y playa de San Gabriel.

Según ha informado esta entidad, desde la construcción del depósito anticontaminación y las obras de canalización de este cauce, que costaron alrededor de 25.000.000 de euros, tanto desde el Ayuntamiento como desde la empresa Aguas de Alicante se indicaba que el tema de los vertidos "estaba solucionado".

Sin embargo, esta asociación ha denunciado que esta inversión "ha sido un fraude total" puesto que "no sólo no se ha controlado el problema, sino que se ha aumentado la cantidad de vertidos contaminantes que estamos sufriendo".

Esta "enorme" cantidad de aguas negras y residuales "supone un gravísimo problema medioambiental y de salud pública para estos dos barrios, ya que ahora no van al mar, sino que se quedan incluidas encerradas en un área de 20.000 metros cuadrados de zona residencial de zona interior, rodeadas de viviendas y un colegio público", ha advertido.

"También resulta indignante --ha agregado-- que esto esté pasando ahora que esta zona está en proceso de tramitación para su inclusión en el catálogo de espacios protegidos por su alto valor estético paisajístico y medioambiental, así como reservorio de especies y aves marinas".

La asociación ha explicado que "cuando este espacio está repleto de contaminación fecal, acaba saliendo a la playa de San Gabriel y solo puede dirigirse en dirección sur por el estancamiento que supone la ampliación portuaria, hacia la toma de agua de las dos plantas desaladoras que abastecen el agua potable de Alicante".

"Esto es tremendamente preocupante y lata una enorme irresponsabilidad por parte de las administraciones implicadas en el control de la contaminación de esta zona tan sensible por ser la que abastece de agua para beber", ha insistido la asociación.

Ante esta situación, los vecinos trabajarán este asunto con un abogado para formalizar una querella por delito ambiental contra el Ayuntamiento y la empresa Aguas de Alicante. "Esta zona, con residencias a ambos lados, se convierte en una cloaca pestilente con un riesgo evidente para la salud pública", han sentenciado.